Murió Rensenbrink, el holandés del tiro en el palo en la final del Mundial 78

Rensenbrink define ante Fillol. La pelota dará en el palo, para el alivio de todos los argentinos
Rensenbrink define ante Fillol. La pelota dará en el palo, para el alivio de todos los argentinos
(0)
25 de enero de 2020  • 19:11

El exdelantero del seleccionado de Holanda Rob Rensenbrink falleció este sábado, a los 72 años, con la inolvidable marca de haber sido el jugador que anotó el tanto número 1000 en la historia de los Mundiales de fútbol, además de convertirse en quien pudo haber torcido el desenlace en la final de la Copa del Mundo Argentina 1978.

La muerte del ex atacante de la denominada 'Naranja Mecánica' de la década del '70 fue confirmada por el periódico holandés Telegraaf.

Rensenbrink desarrolló su trayectoria deportiva, principalmente, en Bélgica, erigiéndose en ícono del Anderlecht, club para el que anotó 124 goles, en el marco de nueve temporadas (1971-1980).

Pero el otrora extremo izquierdo del equipo 'naranja' del DT Rinus Michels alcanzó notoriedad en el Mundial Argentina 1978.

Primero, en la etapa clasificatoria, el delantero ejecutó y convirtió un tiro penal en el partido que Holanda terminó perdiendo ante Escocia (2-3), en el estadio Malvinas Argentinas de la ciudad de Mendoza. Lo significativo de esa conquista, producida a los 34 minutos de la primera mitad, es que consistió, en ese entonces, en el gol número 1000 en la historia de las Copas del Mundo.

Pero Rensenbrink, que también vistió la camiseta del Brujas belga (24 goles) y Toulouse de Francia, estuvo a punto de erigirse en héroe de ese equipo conducido por el austríaco Ernst Happel, en la final con la Argentina (1-3), en cancha de River, en ese recordado domingo 25 de junio de 1978.

Cuando ya corría el minuto 45 del segundo tiempo del encuentro definitorio de la Copa, con el resultado 1-1, el infortunado delantero holandés le ganó la espalda a Alberto Tarantini, se anticipó a la salida de Ubaldo 'Pato' Fillol y despachó un remate quirúrgico que se estrelló en el poste derecho, antes de que Américo 'Tolo' Gallego restara el balón hacia la mitad de la cancha, con un violento rechazo.

A lo largo de su trayectoria en el seleccionado de su país, Rensenbrink jugó 46 partidos y anotó 12 goles, seis de ellos en Campeonatos del Mundo (uno en Alemania '74, cinco en Argentina '78).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.