"No podía creer que me hubiera pegado": el testimonio de María Eugenia Rocco, la jueza agredida por un jugador

El hecho ocurrió en el partido entre Argentino de Quilmes y Merlo
Crédito: Captura de TV
El hecho ocurrió en el partido entre Argentino de Quilmes y Merlo
(0)
18 de octubre de 2016  • 22:44

Varias horas después del partido, María Eugenia Rocco, jueza asistente, hablaba todavía con un tono en el que mezclaba sorpresa e indiganción. "No lo podía creer, no lo podía creer", repetía.

El hecho ocurrió tras el triunfo Argentino de Quilmes sobre Deportivo Merlo por 2-1, en la cancha del Mate. Los jugadores del equipo visitante protestaron algunos fallos ante la terna arbitral y, en medio del tumulto, Emmanuel Francés, le dio un golpe en la nuca a Rocco.

Con la incomodidad que puede esperarse de una situación así, prefirió no hablar mucho del tema, pero describió ocurrido: "Cuando terminó el partido, antes de ir a los vestuarios, hubo un tumulto. Varios jugadores de Merlo fueron a protestar contra Jorge Broggi (N. de la R.: el árbitro principal del partido). Yo me acerqué para separar. Reclamaban por una supuesta mano en el primer gol. Le dije al técnico que se calmara, que podíamos hablar después, pero tranquilos. En ese momento llegó la policía para protegernos, yo quedé detrás de Broggi y sentí un golpe fuerte en la nuca. Me di vuelta y vi al número 7, que se iba. Primero pensé que el golpe estaba dirigido para el árbitro o para alguien más… pero no podía ser, porque estaba yo sola. Él corrió y se metió entre sus compañeros. No lo podía creer. No podía creer que me hubiera pegado. Les dije que el número 7 estaba expulsado por agresión. Me empezaron a decir que no, que no había pasado nada, que nadie me tocó. Me puse muy mal, pero enseguida Broggi me dijo que me quedara tranquila, que él también lo había visto y que todo se iba a informar".

Rocco tiene mucha experiencia como jueza asistente. Trabaja en la AFA desde 2005 y es internacional desde 2008. Dirigió en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012, además de los mundiales Sub 17 de Trinidad y Tobago 2010 y Sub 20 de Canadá 2014. También fue jueza asistente en dos Mundiales de mayores (Alemania 2011 y Canadá 2015).

En tantos años de trabajo, jamás había vivido algo así: "La gente, desde afuera, siempre insulta. Ya estoy acostumbrada. Pero nunca había sufrido una agresión de un jugador. Ni siquiera un insulto. Son respetuosos porque saben que sino se van", dijo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.