Nuevo DT: Tabárez firmó contrato con Boca

El sucesor de Carlos Bianchi brindó una conferencia de prensa, en la que expresó: "Tengo muy asumido que el campeonato es la meta con la que uno tiene que trabajar"
(0)
27 de diciembre de 2001  • 18:41

Oscar Washington Tabárez arregló esta tarde las condiciones de su contrato y se convirtió en el nuevo director técnico de Boca Juniors.

El uruguayo llegó este mediodía a Buenos Aires desde Montevideo, acompañado por el profesor José Herrera, quien será el preparador físico, y se dirigió el estadio de Boca, donde mantuvo una reunión primeramente con el vicepresidente Pedro Pompilio y después con el presidente Mauricio Macri, hasta llegar a un absoluto acuerdo.

Después, el sucesor de Carlos Bianchi dialogó también con el director de las divisiones inferiores, Jorge Griffa.

Este será el segundo paso de Tabárez por Boca, ya que anteriormente lo condujo en el período 1991-1993 y obtuvo el torneo Apertura de 1992.

En una conferencia de prensa brindada esta tarde en La Bombonera, Tabárez expresó: "Tengo muy asumido que el campeonato es la meta con la que uno tiene que trabajar".

"No voy a hablar de transición porque ya se usó -explicó- y es obvio que cada vez que se está dando un ciclo exitoso y viene una mínima interrupción, se necesita tiempo, supuestamente, para volver a conseguir los éxitos".

Agregó el uruguayo que "veo que en este momento hay un porcentaje mayor de futbolistas que vienen de las divisiones inferiores con respecto a los que había hace unos años atrás, eso le da una característica al equipo. Se mantienen algunos jugadores que han sido desequilibrantes, han sido importantes dentro de estas conquistas que ha tenido Boca, y hay que aprovechar los elementos positivos que uno tiene".

Con respecto a la pretemporada que va a iniciarse muy pronto, explicó que "sabiendo lo que se ha hecho anteriormente y que ha terminado en procesos exitosos que realmente han permitido cumplir los objetivos en este tipo de trabajo, la vamos a hacer en un lugar tranquilo en donde nos podamos conocer, donde se fomente la cohesión grupal y donde el equipo ya empiece a tener su fisonomía colectiva y comience a competir".

Al apuntársele que en su paso anterior por Boca, entre 1991 y 1993, el equipo comenzó a sacar claras diferencias en los clásicos con River, manifestó Tabárez que "son datos de la realidad, pero llega un momento en que se termina. Pobre del que se siente a vanagloriarse de eso".

"Yo voy a trabajar mucho para tratar de que el equipo gane partidos y tengo muy asumido que ese partido es muy especial. Voy a tener el ánimo de ganarlo, no me va a conformar el haberlo ganado antes, lo más importante es lo que viene", completó.

En cuanto a las diferencias que encontró respecto de aquella etapa, reveló que "vine y entré por la parte de atrás, Casa Amarilla, y vi lo que está hecho en unos terrenos que apenas se estaban fraccionando en el año ´93, que fue el último año que yo estuve. Todo esto tiene que ver con la evolución de esta institución, con la grandeza que está adquiriendo".

"De a poquito, en detalles que uno va viendo cuando tuvo oportunidad de estar dentro del estadio y verlo -añadió-, se da cuenta que son cosas muy importantes que se han sumado a los elementos que Boca ha tenido para para ser considerado en el mundo, como por ejemplo su hinchada, su nivel de convocatoria. También todos esos aspectos infraestructurales y organizativos hacen a la grandeza de la institución".

Finalizada la conferencia, Tabárez, quien será acompañado por sus compatriotas Celso Otero como ayudante de campo y José Herrera como preparador físico, realizó la simbólica firma de su contrato para los reporteros gráficos y camarógrafos televisivos.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.