Ponte Preta, el insólito finalista de la Copa Sudamericana

Ponte Preta festeja su inédita final de Copa Sudamericana
Ponte Preta festeja su inédita final de Copa Sudamericana Fuente: AFP
El equipo prácticamente descendido a la segunda división en Brasil se quedó con claridad con la serie ante San Pablo y espera rival: Lanús o Libertad de Paraguay
(0)
28 de noviembre de 2013  • 10:27

SAN PABLO.- El modesto Ponte Preta , club que eliminó a Velez de la competencia, se clasificó a la final de la edición 2013 de la Copa Sudamericana , tras empatar 1-1 con San Pablo , campeón vigente, el encuentro desquite de una de las llaves de semifinales.

Ponte Preta, que ocupa la penúltima posición en el Brasileirao y está prácticamente condenado al descenso a segunda división, había ganado por 3-1 en el duelo de ida.

El partido se jugó en el estadio Romildao de la ciudad de Mogi Mirim, situada a 170 kilómetros de San Pablo. Más de 12 mil espectadores concurrieron al encuentro.

El finalista del certamen continental, que avanza por primera vez en su historia a una instancia de esta magnitud en un torneo sudamericano, se puso en ventaja por intermedio de Leonardo, a los 42m. del primer tiempo, según registró un informe del diario O Globo.

Luiz Fabiano, a los 38 minutos de la segunda etapa y mediante un golpe de cabeza, le entregó el insuficiente empate al conjunto tricolor, que se había consagrado el año pasado, derrotando en la final a Tigre.

De esta manera, Ponte Preta, dirigido por Jorginho, esperará por la clasificación de Lanús o Libertad de Paraguay, que mañana dirimirán el segundo finalista, en el cotejo revancha que sostendrán en la Fortaleza Granate`.

En el Pacaembú se jugará una de las finales

Ponte Preta jugará la final de la Copa Sudamericana ante Lanús o Libertad de Paraguay, en el estadio Pacaembú de San Pablo, según lo confirmó el presidente de la entidad paulista Márcio Della Volpe.

"Hablaré con la federación paulista y la final se jugará en el Pacaembú", afirmó el presidente de Ponte Preta. Pese a que se sabía que no podría jugar en su estadio de la ciudad de Campinas, Della Volpe intentó convencer a la Conmebol para jugar la final, cuyo cotejo de ida será el 5 de diciembre próximo, en su estadio Moisés Lucarelli, con aforo para 16.000 personas, pero no lo consiguió.

"Hablé con la gente de la Conmebol pero ellos me dijeron que no. Me recordaron que Atlético Mineiro no pudo jugar la final de la Libertadores en su cancha y que tampoco lo iba a hacer con Ponte Preta", explicó el dirigente a la Radio CBN.

El departamento de bomberos de Campinas avaló el incremento del aforo del Moisés Lucarelli de 16.000 a 20.000 personas antes del partido con San Pablo, pero la Conmebol no aceptó ese permiso y desechó a la cancha de Ponte Preta como escenario de cotejos definitorios, por lo que la final será en el Pacaembú.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.