Portugal de los milagros: entró por la ventana, estuvo varias veces al borde de la eliminación y festejó como nunca

A centímetros del adiós: el remate de Gignac que dio en el poste derecho y le pudo haber dado el título a Francia
A centímetros del adiós: el remate de Gignac que dio en el poste derecho y le pudo haber dado el título a Francia Fuente: Reuters
En distintos pasajes del torneo, el equipo lusitano quedó al borde de la eliminación, e incluso en la final esquivó la derrota
(0)
10 de julio de 2016  • 23:59

Se suele decir que, más allá de los méritos lógicos dentro de una conquista, siempre es necesario un toque de suerte. Lo tuvo Portugal , flamante campeón de la Eurocopa , dentro de un recorrido en el que el seleccionado conducido por Fernando Santos , lejos de convencer en el comienzo, bordeó la eliminación, y bastante tuvo que sufrir antes de desatar el festejo en el Stade de France, con un triunfo agónico sobre el anfitrión. Aquí, la ruta que atravesó el equipo lusitano hacia su consagración:

Primera rueda

  • Portugal 1-Islandia 1: el debut fue con un empate insulso ante un rival que luego se convertiría en una de las grandes sorpresas de la Eurocopa. En Saint Etienne, Nani puso en ventaja a Portugal, pero Bjarnason anotó enseguida para el conjunto nórdico, en una actuación de mayor a menor para el conjunto de Fernando Santos.
  • Portugal 0-Austria 0: en un partido jugado en el Parc des Princes, Portugal mereció el triunfo, pero chocó contra el arquero Almer, figura con un par de buenas intervenciones. También fue una jornada errática de Cristiano Ronaldo , que estrelló un penal en el poste. Con este resultado, las chances de seguir en carrera se complicaban.
  • Portugal 3-Hungría 3: en Lyon, los 'magyares' estuvieron siempre adelante en la cuenta, con los portugueses al borde del adiós en un partido electrizante. Zoltan Gera y Dzsudzsák (2) anotaron para Hungría, pero en Portugal apareció a tiempo la figura de Cristiano Ronaldo: dio la asistencia para el gol de Nani, y convirtió el segundo y el tercer tanto luso. Con ese resultado, Hungría terminó al frente del Grupo F, seguida por la sorprendente Islandia; caminó por la cornisa, estuvo al borde de la eliminación, pero Portugal ingresó como uno de los mejores terceros.

Octavos de final

  • Portugal 1-Croacia 0: en los octavos de final, a los lusitanos les tocó transitar la llave opuesta a donde estaban los poderosos Alemania, Francia e Italia. El primer cruce eliminatorio se resolvió con un agónico éxito por margen mínimo, mediante un gol que Ricardo Quaresma convirtió tras tomar un rebote que dio el arquero por un remate de Cristiano Ronaldo. Antes de ese gol, un cabezazo de Vida rozó el palo, y en el alargue, en la acción previa al tanto portugués, Perisic estrelló un cabezazo en el poste.

Cuartos de final

  • Portugal 1 (5)-Polonia 1 (3): en el Velodrome de Marsella, el encuentro de los cuartos de final se resolvió recién en los penales, después de un cotejo dominado durante buena parte por Polonia, que se puso en ventaja a los 2 minutos a través de Robert Lewandowski. Renato Sanches, tras pase de Nani, estampó el 1-1 que no se movió hasta el final de los 120 minutos. Desde los once metros, Rui Patricio atajó el remate de Blaszczykowski, y Quaresma definió el pase a la semifinal.

Semifinal

  • Portugal 2-Gales 0: de regreso a Lyon, fue el único cotejo en el que Portugal consiguió imponerse en los 90 minutos, con un Cristiano Ronaldo decisivo, ya que anotó el primer tanto con un formidable cabezazo en las alturas, y dio el pase para el segundo, señalado por Nani. Fue el único partido que ganó con contundencia y sin sobresaltos.

Final

  • Portugal 1-Francia 0: en Saint-Denis, las cosas empezaron mal en la final, ya que antes de los 20 minutos se quedaba sin Cristiano Ronaldo, lesionado. Francia estuvo a milímetros de quedarse con el trofeo; la buena fortuna acudió al rescate de Portugal en el remate de Gignac que dio en la base del poste derecho cuando iban 46 minutos del segundo tiempo. En el suplementario, el héroe inesperado fue Eder, que apenas había disputado 13 minutos en todo el torneo, y con un derechazo desde fuera del área le dio el triunfo y la copa a Portugal.

Gignac lo tuvo para Francia y el palo lo salvó en el final

jld/jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.