René Daulte, un amigo inseparable

(0)
29 de diciembre de 2001  

René Daulte conoció a Reinaldo Merlo en las inferiores de River, cuando ambos tenían 12 años y Mostaza ya jugaba en en la categoría prenovena del club de Núñez. Allí nació una amistad entrañable entre dos personas que se hicieron inseparables. Hoy, como ayudante de campo de Merlo, el Polaco se convirtió en partícipe de la gloria de Racing después de 35 años de frustraciones.

Daulte, con simplicidad, describió sus distintas vivencias al lado de su amigo.

  • "Mostaza jugó en primera antes que yo; después llegamos a jugar juntos nos separamos nuevamente y en 1982 regresé de los Estados Unidos -donde vivía- y él me dijo quedate y hacé el curso de técnico . Lo hicimos juntos con la finalidad de trabajar en equipo y empezamos en River."
  • "Este título es como un sueño, porque cuando uno va a un club en el fondo siempre tiene la esperanza de salir campeón. Cuando estuvimos en River (en la temporada 1989/90) también lo soñamos. Pero esto es muchísimo más importante."
  • "Cuando uno llega a Racing lo hace con un montón de informaciones. Vos sabés lo que es Racing, el peso que tiene, los 35 años sin títulos y tanto los técnicos como los jugadores llegan con una mochila, con un peso que es terrible. Y creo que en este último torneo ese peso a veces se notó, pero los jugadores tuvieron la valentía y estuvieron lo suficientemente unidos como para que eso no les impidiera llegar al título."
  • "¿Cuál es mi especialidad? Me defino como ayudante es lo mejor que tengo. Eso lo dice todo. Estoy preparado para ayudar en todo lo que él (por Merlo) precise. Me gusta todo el trabajo, especialmente pelotear a los arqueros. Después, Mostaza informa los trabajos que va a hacer y yo laburo con él. ¿Si tengo previsto dedicarme a la dirección técnica en un futuro? No, no, por ahora no."
  • "En el momento de la consagración sentí... yo qué sé. Es muy difícil explicarlo con palabras. Para eso existe otro tipo de gente, los poetas o los escritores, que saben expresarse de una manera diferente. No estoy capacitado para describirlo."
  • "La emoción de los hinchas de Racing fue increíble. Cuando con Mostaza veíamos a la gente llorar, uno se pone a pensar que sos parte de eso... y como está todo hoy, eso te hace sentir muy bien. Supera todo. Fue lo máximo que viví."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.