Cómo Bianchi desactivó el conflicto entre Riquelme y Palermo antes del triunfo de Boca ante Real Madrid

Bianchi habla, Palermo y Riquelme escuchan, en un entrenamiento. El conductor supo minimizar las diferencias entres las dos estrellas de aquel Boca.
Bianchi habla, Palermo y Riquelme escuchan, en un entrenamiento. El conductor supo minimizar las diferencias entres las dos estrellas de aquel Boca. Fuente: Archivo
(0)
10 de mayo de 2019  • 11:15

El triunfo de Boca frente al Real Madrid en Japón es una de las páginas más gloriosas en la historia del club y uno de los hitos más importantes del fútbol argentino. Los goles de Martín Palermo y el talento de Juan Román Riquelme le permitieron al equipo de Carlos Bianchi imponerse al club más poderoso de Europa en una victoria que construyó durante los primeros minutos y que finalizó por 2-1 a favor del equipo argentino, que levantó la Copa Intercontinental.

Aquella noche, perpetuada en el tiempo como un capítulo inolvidable azul y oro, aún guarda numerosas historias internas que se desconocen. Una de ellas fue develada por Fernando Pandolfi, quien ya había conquistado la Copa Libertadores junto a Bianchi en Vélez en 1994 e integró aquel plantel que se consagró en Tokio el 28 de noviembre de 2000.

Si bien los rumores de una relación distante entre Martín Palermo y Juan Román Riquelme se fueron confirmando con el tiempo, en aquel momento la polémica se circunscribía al debate por la titularidad entre Guillermo Barros Schelotto y Marcelo Delgado. Finalmente el Chelo fue titular y decisivo en el primer gol con su asistencia a Palermo.

El Rifle, casi veinte años después, fue contundente con esas horas previas de aquel encuentro frente a la Casa Blanca: "Había mal clima, eso nomás, no es que estaban todos peleados, la verdad es que se respetaban mucho, además Riquelme sabía que sin Palermo no había goles, y Palermo sabía que sin Riquelme no había pases gol; el problema era que el Mellizo (Guillermo Barros Schelotto), quería jugar pero el Chelo (Marcelo Delgado), la estaba rompiendo... eso pasaba".

Palermo y Riquelme celebran juntos uno de los más grandes triunfos de Boca de la historia: ante Real Madrid en 2000.
Palermo y Riquelme celebran juntos uno de los más grandes triunfos de Boca de la historia: ante Real Madrid en 2000. Fuente: Archivo

Sin embargo, y ante los inminentes resquemores, Carlos Bianchi tomó la palabra, alzó la voz y dio una charla técnica que emocionó a los jugadores y cambió el semblante del equipo: "El día anterior al partido dio una charla con la que terminamos la mitad lagrimeando y al otro día, bueno, viste lo que fue el partido, los pasamos por arriba".

Los entretelones de la charla del Virrey fueron expuestos por Pandolfi: "Bianchi nos puso los puntos, nos dijo que pasaba más tiempo con nosotros que con sus hijos, y ya ahí, es como que quedamos... también nos dijo que no podía creer la discusión fuerte que había habido entre dos compañeros... nos dijo que nos jugábamos el partido más importante de nuestras vidas, y de ahí fuimos al entrenamiento, que fue recreativo, todos cagándonos de risa y al otro día a los 5 minutos ganábamos 1 a 0".

Esa charla ayudó a descomprimir el vestuario, Boca salió decidido a quedarse con el título y a los seis minutos ya ganaba por 2-0 gracias a los goles de Martín Palermo. El resto es historia conocida.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.