Suscriptor digital

River, dueño de América: le ganó 3-1 a Boca la final de la Libertadores en Madrid

River Campeón de América
River Campeón de América Fuente: Reuters
Pablo Lisotto
(0)
9 de diciembre de 2018  • 11:47

MADRID.- Emotivo. Electrizante. Inolvidable. River se consagró campeón de América en el Santiago Bernabéu. A 10.000 kilómetros de distancia del Monumental, le ganó 3 a 1 a Boca , edificó una de las páginas más grandes de toda su historia y es un justo ganador de la Copa Libertadores , en un partido que se recordará durante décadas.

Fue un partido a corazón abierto, dejando los dos equipos la piel en el campo. Golpe por golpe durante los 90 minutos, primero Darío Benedetto y después Lucas Pratto , edificaron un partido que recorrió diversas emociones. Pero claro los últimos minutos del segundo tiempo suplementario fueron sencillamente dramáticos.

Fuente: Fox Sports

00:19
Video

Es que equipo de Núñez, que desde el 1 a 1 buscó siempre mucho más que su rival, aprovechó la expulsión de Barrios y le dio un cachetazo a Boca con un tremendo zurdazo de Juan Fernando Quintero que puso el juego 2 a 1. Pero eso no significó cerrar la historia, porque aún con un jugador más sufrió porque su rival iba herido para torcer el rumbo. Pero el conjunto xeneize ya estaba desfigurado. Sin argumentos futbolísticos apeló a su historia de entrega y dejó todo lo que tenía, pero no alcanza para ser campeón.

Andrada dejó el arco y se paró como centro delantero. Ingresó Tevez, demasiado tarde y en un contexto muy adverso como para destacarse. Gago se cayó al suelo, se tomó el rostro, se levantó y se fue renqueando vestuario. Y el juego estaba 2 a 1. Izquierdoz tuvo la posibilidad del 2 a 2, pero el palo se lo negó. Hasta que llegó un córner, el despeje y la corrida del Pity Martínez a la gloria eterna. Pitazo final, alegría millonaria, las lágrimas de los hinchas, las medallas y la Copa.

Saltan los futbolistas. Abrazan a Juan Fernando Quintero, que fue elegido el jugador del partido. Lucen orgullosos su medalla de campeón de América. Celebran los hinchas, que son conscientes de que el peor golpe deportivo, como fue el descenso de 2011, sirvió de trampolín a las mayores alegrías de las últimas décadas. De 2012 a la actualidad, y sobre todo desde el arribo de Marcelo Gallardo en 2014, este equipo le dio mucho a sus hinchas. Muchísimo.

El marco incidió. Los primeros minutos fueron realmente malos. Los dos equipos competían por protagonizar el error más alevoso. Maidana, por caso, quiso despejar en el corazón del área y casi la mete en su arco cuando apenas se jugaban 9 minutos. A todos les pesaban las piernas.

Fuente: Reuters

Hasta que se soltaron y la segunda mitad del tiempo regular tuvo los mejores tramos de juego. Lo tuvo Boca, y River casi abre el marcador de contragolpe. Lo tuvo River, y en esa jugada, Boca se encontró con un contragolpe ideal. La tomó Nández en el mediocampo y metió un pase filtrado perfecto, que Pinola no pudo interceptar. Y la agarró Benedetto, que desairó a Maidana y definió ante Armani con la tranquilidad que le faltó en la última bola de la Bombonera.

Ese 1 a 0 con el que se fue al descanso era demasiado premio para el xeneize. Sólo Barros Schelotto sabrá por qué sacó a Benedetto tan temprano. Con la salida del Pipa (ingresó Ábila), Boca comenzó a retrasarse cada vez más. Hasta que una muy buena jugada colectiva culminó en un centro atrás de Nacho Fernández a Pratto, que estableció el justo 1 a 1.

Nada cambió en el suplementario. Andrada se sentía cada vez más arrinconado, y cada vez que pudo hizo tiempo para llevar todo a los penales. Hasta el bombazo de Quintero.

"Muñeeeeco. Muñeeeeco", gritan los hinchas, que al igual que sus futbolistas quieren quedarse a dormir en el Bernabéu. Alza sus brazos y le pega trompadas al aire Gallardo, artífice de todo esto.

La final de todos los tiempos tuvo un broche emotivo y a esta altura será casi un detalle que todo sucedió afuera del Monumental, en Europa, en Madrid. Pero qué importa, River es el dueño de América por cuarta vez en su historia y eso es suficiente.

Fuente: AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?