River: detuvieron a 10 barras con armas y drogas que iban a enfrentarse con la facción disidente

Las armas secuestradas a los integrantes de la barra de River
Las armas secuestradas a los integrantes de la barra de River Crédito: Aprevide
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
22 de septiembre de 2019  • 17:00

Un nuevo capítulo se sumó a la historia de la interna de la barra de River, que volvió a escena después de la agitada noche del miércoles pasado en Lanús. Hoy, en la previa del partido frente a Vélez por la Superliga, la Policía bonaerense, en el marco del operativo realizado por el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, detuvo a diez integrantes de la barra oficial " Los Borrachos del Tablón", luego de 28 allanamientos en la zona Sur del conurbano.

Según la información oficial de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), los barras estaban acopiando armas de fuego para enfrentarse hoy con la facción disidente "la banda del Oeste", que en el último partido de River ante Godoy Cruz por la Copa Argentina, ocupó el centro de la popular local. Además del intento de emboscada, también habían realizado amenazas al presidente Rodolfo D'Onofrio en los últimos días.

Banderas y sombrillas, entre los elementos tomados en los allanamientos
Banderas y sombrillas, entre los elementos tomados en los allanamientos Crédito: Aprevide

Entre los detenidos se encuentran Sergio Alejandro "El Gordo Ale" Medina, uno de los líderes actuales de "los Borrachos del Tablón", y su hijo Brian, quienes fueron apresados mientras se allanaban sus domicilios de la localidad de Ingeniero Budge. Ambos estaban entre los 51 detenidos del miércoles pasado en Lanús, aunque fueron liberados horas más tardes junto con otros 49 integrantes de la facción oficial de Budge.

Allanamiento a barra de River - Fuente: Youtube

01:01
Video

De acuerdo al comunicado de la Aprevide, los barras tenían en su poder 13 armas de fuego (una de ellas con el grabado de la Policía Federal Argentina) y 123 cartuchos de diversos calibres, además de 25 envoltorios de cocaína y cuatro de marihuana, una balanza de precisión, cuatro teléfonos celulares, banderas, paraguas, camisetas, camperas, gorras y bombos, la gran mayoría con la clásica inscripción "los Borrachos del Tablón".

De los 28 allanamientos, 14 fueron en Ingeniero Budge, donde estaba concentrada gran parte de la facción de la barra, pero también hubo en las localidades de Lanús, Lomas de Zamora, Avellaneda, Villa Adelina y Monte Grande. Los detenidos fueron puestos a disposición de la Justicia y comparecerán mañana lunes por la mañana. La causa fue caratulada como "tenencia ilegal de arma de guerra, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil condicional sin la debida autorización, supresión de numeración de objeto registrable, tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, encubrimiento, robo, acopio ilegal de munición de arma de guerra" e interviene la UFI 2 de Lanús a cargo del doctor Jorge Grieco.

.
. Crédito: Aprevide

Una interna que se reavivó en la previa del superclásico

El escándalo de la reventa en la previa de la fallida final de Copa Libertadores en noviembre de 2018, que derivó en el derecho de admisión a 284 barras en enero pasado, despojó a los barras del estadio Monumental: durante todo el presente año se pudo ver un claro hueco en la tribuna Sívori Alta, sin presencia de ningún grupo. Así, el reconocido líder Héctor "Caverna" Godoy, al que le secuestraron 300 entradas y más de siete millones de pesos en su casa antes de la final con Boca que no se jugó, salió de la escena. Y, en los últimos meses, fue Alejandro "El Gordo Ale" Medina quien tomó mayor protagonismo.

Afiliado del gremio de Camioneros y custodio de Hugo y Pablo Moyano, "Ale de Budge" tiene 46 años, integra la barra desde 2002 y acumula dos condenas: en 2015 recibió tres años de prisión en suspenso tras ser atrapado con dos armas de guerra, municiones y armas blancas mientras iba al Monumental para ver River-Tigres en la fase de grupos de la Libertadores; y luego, tras pasar ocho meses en la cárcel, afrontó el juicio por amenazas al árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo de la Promoción con Belgrano en 2011, pero logró una probation.

.
. Crédito: Aprevide

Más allá del derecho de admisión, a principio de mes estuvo en Paraguay: viajó a ver el duelo de River ante Cerro Porteño por cuartos de final de la Libertadores. Su hijo Brian no pudo ingresar por intentar violar la prohibición de concurrencia, pero Alejandro entró al estadio en Asunción, fue fotografiado en la tribuna liderando la barra y su grupo cantó contra la dirigencia. El miércoles pasado, en las inmediaciones del estadio de Lanús antes de las 51 detenciones, apareció el reclamo contra el presidente Rodolfo D'Onofrio en un pasacalle: "Aunque no les guste a los dirigentes... Siempre vamos a estar!! Aguante River y su gente!!!".

"Evitamos una tragedia", sentenció Juan Manuel Lugones, titular de Aprevide, luego de interceptar la emboscada que la facción de Budge tenía pensada sobre "la banda del Oeste", que hace años tiene buena relación con la barra de Lanús y que disponía de 200 personas habilitadas para ingresar (sin derecho de admisión) con entradas oficiales. Es más, desde hace varios días corría el rumor de que esa noche podía producirse el regreso. Así, desmantelado el supuesto ataque, la popular quedó en manos de la barra disidente. Y estalló la interna.

El viernes, Aprevide anunció que "89 barras e hinchas violentos de River no tendrán autorización para ingresar a ningún espectáculo deportivo en la provincia de Buenos Aires". De ellos, 30 ya tenían restricción y se les duplicará el castigo

Alejandro "Zapatero" Flores, Martín "Saviolita" Núñez y Hernán Daniel Taboada, alias "El Clon Hernán", son tres de los nombres de peso en la sección disidente, que ahora tendrá la mirada encima. "Nosotros somos la historia", fue la bandera que se colocó en el centro del alambrado del estadio granate. Y no es una frase más, ya que es la misma que se podía leer en la Centenario Alta cuando la barra disidente asistía al Monumental.

Aquella situación, que comenzó en 2007 con el quiebre de la barra, se dejó de dar a fines de 2014, después del ataque en la confitería del club en la previa de la semifinal frente a Boca por Copa Sudamericana: 150 violentos ingresaron encapuchados a la confitería con palos y armas blancas y atacaron a la barra oficial, dejando herido a Caverna Godoy, entre otros.

Banderas y sombrillas, entre los elementos tomados en los allanamientos
Banderas y sombrillas, entre los elementos tomados en los allanamientos Crédito: Aprevide

Con diferentes hechos violentos desde aquella vez, el último se dio en marzo de 2018 por la reventa de entradas: tras un River-Belgrano, la barra oficial emboscó a la disidente para una brutal paliza cerca del estadio, dejando cinco heridos. Pero, durante la madrugada del lunes, tras el ataque, los del Oeste atacaron a un grupo de la oficial en Beccar con dos heridos de bala. Ahora, con el superclásico copero por delante, lo que representa un gran negocio que mueve millones y nadie se quiere perder, el partido de hoy tendrá todas las miradas encima.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.