Roberto Abbondanzieri: la operación cardíaca, Alemania 2006 y dirigir a Boca con Palermo

Abbondanzieri es asistente de campo de Martín Palermo en un cuerpo técnico que hasta ahora no ha obtenido grandes resultados.
Abbondanzieri es asistente de campo de Martín Palermo en un cuerpo técnico que hasta ahora no ha obtenido grandes resultados. Crédito: Twitter
(0)
17 de abril de 2020  • 17:39

Una operación de corazón de la que casi nadie se enteró. El deseo de dirigir junto a su amigo Martín Palermo a Boca... el club del que hoy es vicepresidente Román Riquelme. Y aquel mito de que dejó la cancha frente a Alemania en los cuartos de final del Mundial de 2006 por no soportar la presión. De esos temas habló Roberto Abbondanzieri, arquero xeneize multicampeón en la segunda etapa de Carlos Bianchi como entrenador, en una entrevista con Fox Sports.

"Todos en un trabajo tenemos un objetivo y mi meta es dirigir a Boca con Palermo. Él está entre los ídolos más grandes de la historia del club y sé que alguna vez vamos a tener una oportunidad", anheló el santafesino de 47 años. Claro que el ex goleador y el hoy dirigente mantuvieron una mala relación en sus últimos tiempos como compañeros de plantel, y el vínculo nunca se recompuso. "En Boca hubo un cambio de modelo, y para llegar a Boca tenemos que pensar parecido. No sé si Martín piensa como Román. Ahora uno es dirigente, y el otro, técnico, más allá de que el club siempre está encima de todo", advirtió Abbondanzieri, como dando a entender que su deseo no puede ser cumplido a corto plazo.

No obstante, su nexo con Riquelme no está afectado por el hecho de que Palermo sea su "hermano del fútbol". "Nunca tuve problemas con Riquelme ni con nadie. Yo me hablo con todo el mundo. Mi relación con Román es buena y yo lo respeto mucho, siempre me mantuve al margen de todo tipo de conflictos que haya tenido con otras personas. Román está en el camino correcto como dirigente y está haciendo bien las cosas. Estoy sorprendido de las cosas que está haciendo, más allá de los resultados", apuntó Pato, que lleva mucho tiempo sin visitar La Bombonera. "Desde hace diez años no voy a ver en un encuentro y algún día me gustaría volver. Mis hijos son muy hinchas y van siempre. Pero me cuesta mucho estar afuera, en la tribuna. Quiero estar adentro. Una vez estuve con Martín y [Rolando] Schiavi en una filmación y otra vez en el museo del club. Pero a ver un partido desde hace un montón no voy", contó.

Aun amigo de Palermo, Abbondanzieri mantiene un correcto vínculo con Riquelme, ex compañero; "Román está en el camino correcto como dirigente. Estoy sorprendido de las cosas que está haciendo", lo elogió.
Aun amigo de Palermo, Abbondanzieri mantiene un correcto vínculo con Riquelme, ex compañero; "Román está en el camino correcto como dirigente. Estoy sorprendido de las cosas que está haciendo", lo elogió.

Abbondanzieri participó en un mundial de fútbol, Alemania 2006. Venía atajando bien en el torneo, aunque sin ser demasiado exigido, hasta que un golpe lo sacó de la cancha en el segundo tiempo del cuarto de final contra el local, cuando la Argentina ganaba por 1 a 0. Nueve minutos después, ya con Leonardo Franco en el arco, Miroslav Klose empató, y luego la serie de penales puso al seleccionado germano en una semifinal. En su momento se dio a entender que Abbondanzieri estaba en condiciones de continuar en el partido pero que había salido por no resistir la presión de lo que estaba en juego. Hasta Diego Maradona se quejó de que el arquero titular del seleccionado hubiera arrugado.

El dolor del arquero en aquel cuarto de final de Alemania 2006; la salida de Abbondanzieri abrió una controversia de años, en la que intervino hasta un crítico Diego Maradona.
El dolor del arquero en aquel cuarto de final de Alemania 2006; la salida de Abbondanzieri abrió una controversia de años, en la que intervino hasta un crítico Diego Maradona.

"Me dolió que Diego no me creyera. La verdad es que yo no podía seguir. Después nadie me preguntó cuántos meses estuve parado y cuándo volví a jugar, ya en Getafe, que me compró. La verdad es que yo no podía podía jugar más; me dejó fuera del Mundial eso. Hubo un error: me llevaron al vestuario, me hicieron un estudio rápidamente y nunca salió la lesión. Me rompieron el intercostal; me deprendieron el músculo, como en un desgarro. Estaba [el médico] Tucho Villani en ese momento, hubo una confusión y apareció la pregunta '¿por que salió Pato, si no sale nada en las imágenes?'. Eso me molestó, me dolió. Si no, yo no salgo ni en p... ¿Cómo iba a salir? Aparte, estaba teniendo un mundial bárbaro, o por lo menos estaba cómodo. Y queríamos llegar a la final. Me parece que teníamos un equipo extraordinario, extraordinario. Qué equipo, por favor...", enfatizó el ex arquero, campeón europeo-sudamericano en Boca menos de tres años antes.

Otra controversia que quedó de aquel Alemania 1 (4) vs. Argentina 1 (2) fue el cambio de Julio Cruz, y no Lionel Messi, por Hernán Crespo, justo antes de que igualara Klose. "En 2006 Messi no estaba preparado para ponerse el equipo al hombro, para dar una solución. Teníamos muchos jugadores importantes que podían cumplir ese rol", expresó Abbondanzieri, en línea con Lionel Scaloni, el actual director técnico del seleccionado, que hace unos días también respaldó a su antecesor de entonces, José Pekerman, en aquella decisión.

Hoy, el ex arquero de Rosario Central se repone de una intervención quirúrgica riesgosa, que mantuvo casi en secreto. "Hace dos meses me operé del corazón, y sólo Palermo lo sabía. Desde hacía tiempo tenía un soplo y se me estaba rompiendo la válvula mitral. Cuando vine de dirigir en Chile me hice un estudio y dio mal. Gracias a uno de los hermanos Barros Schelotto, que es médico en el sanatorio René Favaloro, me operé allí. No hago vida normal pero puedo trabajar, por suerte", reveló.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.