Vélez venció a Central en Rosario y quedó a dos puntos de la cima

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
(0)
20 de octubre de 2019  • 20:00

Vélez venció esta noche a Rosario Central con un gol del delantero Leandro Fernández en el final de un intenso partido jugado en el Gigante de Arroyito, por la décima fecha de la Superliga, y se acercó a la cima con 19 unidades, a dos de los punteros, Boca y Argentinos Juniors.

Vélez jugó mejor en el primer tiempo, sobre todo en los diez minutos iniciales y en los últimos 20, cuando se apoderó de la pelota, sus jugadores rotaron y generaron varias opciones a las que les faltó contundencia, al punto que sólo llegó con remates desde afuera del área que fueron controlados por Jeremías Ledesma, como a los 37`, cuando sacó al corner con un manotazo de zurda un buen tiro libre de Braian Cufré.

El equipo visitante se movió a partir del buen juego de los volantes Lucas Robertone y Nicolás Domínguez, a quienes se asociaron Lucas Janson por la izquierda, Maximiliano Romero por el medio y Agustín Bouzat por la derecha.

Y Central fue la contracara, porque reconoció el mejor juego visitante y se paró a esperarlo en su campo para achicarle los espacios y tratar de cortar en el medio y salir rápido de contraataque, algo que logró en contadas ocasiones, como la de los 28`, cuando Leonardo Gil le pegó desde el borde del área y el arquero ecuatoriano Alexander Domínguez (reemplazó al desgarrado Lucas Hoyos) contuvo en dos tiempos.

Central careció por momentos de anticipo y contención en el medio y sufrió la presión ofensiva de Vélez, como en el final del primer tiempo, cuando los jugadores locales no podían sacar la pelota del área.

El complemento fue otro partido porque Central se paró mejor en el medio durante casi toda la etapa, tuvo más la pelota y dispuso de varias llegadas claras, entre las que se destacan un penal de Bouzat a Emanuel Brítez, la figura local, a los diez minutos, que Ariel Penel no sancionó, y un cabezazo de Claudio Riaño en el travesaño, con el arquero vencido, que luego picó en el área chica y que Gaatón Giménez salvó en la línea del arco ante un segundo cabezazo de Diego Novaretti, a los 45´.

Y Vélez, que también dispuso de un penal no sancionado por una mano de Fabián Rinaudo ante un centro de Janson, acertó a los 35` con una buena jugada en la que el ingresado Thiago Almada se desmarcó y le dejó el hueco por el medio al también suplente Leandro Fernández, quien enganchó y clavó un derechazo abajo, junto al poste derecho.

De esta manera Rosario Central quedó en zona de descenso, junto a Gimnasia y Esgrima La Plata y Patronato, además de perder el invicto, el último que le quedaba a la Superliga al cabo de 10 jornadas.

Central había cambiado el semblante y había pasado de estar sometido a someter.

Claro, cuando las ideas no son claras todo se diluye mas allá de un buen trabajo de Britez, Rinaudo y Riaño.

Luego los cambios de Cocca parecieron restarle ritmo, principalmente Ortigoza, lento y con sobrepeso.

En ese pasaje de hibridez de ambos, Velez lo ganó con una gran acierto del ingresado Leandro Fernández.

Central fue desesperado y pudo empatarlo pero un milagro se lo impidió. A los 45 Riaño estrelló un cabezazo en el travesaño, del rebote, Novaretti cabeceó pero Gianetti despejó en la línea y luego Britez la tiró por arriba.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.