San Lorenzo: Romeo y Romagnoli, con destino alemán

(0)
31 de agosto de 2001  

El destino, inescrutable como siempre, se empeña en mantenerlos unidos. Se conocieron hace tres años y juntos explotaron en el club y le dieron el último torneo Clausura a San Lorenzo. Ahora, en el momento en que Bernardo Romeo y Leandro Romagnoli están dispuestos a dar el salto internacional y pasar al fútbol europeo, emprenderán el mismo camino. El presidente Fernando Miele acordó en Madrid vender el 75% del pase de ambos jugadores a Bayer Leverkusen, de Alemania, en una cifra cercana a los US$ 12.000.000 netos para el club.

Así lo confirmó a LA NACION el dirigente Fernando Gregorio. "Lo más probable es que los dos jugadores viajen el domingo por la noche, para realizarse la revisión médica y firmar sus respectivos contratos", señaló Gregorio. Sin embargo, regresarán enseguida al país, ya que sólo se sumarán al equipo alemán en diciembre próximo.

La comisión directiva aprobó anoche las ventas; el club alemán se hará cargo de todos los impuestos y los porcentajes de los jugadores. El 25% restante de cada uno de los futbolistas está valuado en US$ 6.000.000.

La historia de los dos reconoce hitos en común. Ambos debutaron en San Lorenzo a fines de 1998; el tandilense estuvo varios meses postergado por Alfio Basile y sólo en noviembre de ese año tuvo su oportunidad. El Pipi, ya con la conducción de Oscar Ruggeri, lo hizo un mes más tarde.

La madurez para ambos fue llegando de a poco, hasta convertirse en jugadores fundamentales en la obtención del torneo Clausura por parte de San Lorenzo. Romagnoli fue el conductor del equipo y mostró la solvencia necesaria para soportar la responsabilidad; Romeo sumó 15 tantos en 16 partidos para terminar el campeonato como goleador.

Entonces, hacia fin de año, Romagnoli llenará las valijas con sus gambetas y lujos, y Romeo hará lo propio con sus goles. Y allí, en Bayer Leverkusen, se encontrarán con una cara conocida: Diego Placente, que hace un año que se desempeña en el club alemán. En la Bundesliga, el equipo está cuarto, con ocho unidades, a cuatro de los líderes, Borussia Dortmund y Kaiserslautern.

Para San Lorenzo será un importante alivio económico, ya que afronta una abultada deuda con el plantel, en concepto de primas y premios. Miele lleva tres semanas en el Viejo Continente, en busca de una venta que traiga un respiro para la situación financiera del club. Y hasta el propio DT Manuel Pellegrini pedía con urgencia por la transferencia de Romeo para tranquilizar al plantel.

Cerca estuvo de sellar la venta del delantero a Betis, de España, pero la abundancia de intermediarios y la falta de acuerdo entre el equipo español y el jugador por el contrato acabaron con aquella solución. El destino, ese que los unió en el Bajo Flores allá en 1998, les tenía deparado un camino en común. Ahora, el rumbo de esa senda los llevará a Alemania.

La alegría de Romeo

"Estoy más que contento; estos últimos días estaba muy ansioso. Día por medio hablaba con mi representante (Daniel Bolotnicoff), que está en Europa, y me ponía al tanto", le explicó Bernardo Romeo a LA NACION, tras enterarse de que desde diciembre próximo jugará en Bayer Leverkusen, de Alemania.

"Ahora estoy pensando en llamar a Diego (Placente), que está en Buenos Aires con la selección, para ver si nos encontramos y me cuenta cómo es el club y cómo se arregla con el idioma", agregó el delantero, campeón mundial juvenil en Malasia 1997 junto con Placente.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?