Scolari: "La selección brasileña juega con el corazón"

(0)
27 de junio de 2002  

SAITAMA, Japón (De un enviado especial).- La anécdota la contó Luiz Felipe Scolari. "Cuando nos vimos con Rudi Völler, en Seúl, antes de que empezara la Copa, estábamos los dos con la soga al cuello, porque Alemania se había clasificado en un repechaje y Brasil había atravesado una situación difícil. Conversando, nos dijimos: Quién sabe, después de todo lo que pasamos, en una de esas nos encontramos en la final . Y ahí estamos. Seguro que el domingo nos vamos a abrazar... y después jugaremos. Será lo que Dios quiera", apuntó el técnico brasileño. Que nunca se olvida de recordar en qué posición lo habían ubicado las críticas.

Sobre el rival de la final, apuntó: "Alemania es un equipo fuerte, un equipo de tradición. Un equipo que, si recorremos toda la historia de las Copas del Mundo, vamos a encontrar que ha tenido actuaciones fantásticas". Y después volvió sobre la victoria en las semifinales: "Sabíamos que frente a Turquía tendríamos un partido bien difícil. El equipo turco es bueno, fuerte, con muy buena técnica del medio hacia adelante. Creo que podríamos haber conseguido un resultado un poquito mejor, pero el triunfo ha premiado nuestro trabajo. Pero igual yo quiero felicitar a Turquía porque fueron brillantes. Haberse colocado entre los cuatro primeros del mundo es espectacular", destacó.

En el final, rescató el respaldo del público. Sobre todo del que está lejos, en Brasil: "Yo sentí en el campo una energía positiva, como si viniese de Brasil. Eran los torcedores brasileños que estaban juntos con los jugadores, estaban junto a nosotros aquí. El gran vencedor de hoy es el torcedor brasileño, que entendió el espíritu de esta selección desde que comenzó este ciclo. En Brasil deben estar contentos, más allá de que pensaban que íbamos a ganar por más goles", comentó Felipao , que consiguió el 86 por ciento de apoyo en Brasil, tras una encuesta del diario Folha de Sao Paulo.

"¿Qué tengo para decirle a la gente? Gracias, sólo gracias. A lo sumo recordarle que la selección brasileña juega con el corazón", finalizó.

Cafú, por tercera vez en la final

SAITAMA (De un enviado especial).- El brasileño Cafú establecerá el récord de ser el primer jugador en la historia de los mundiales en disputar (como titular) tres finales consecutivas. El capitán del equipo verdeamarelo jugó en la final de EE.UU. `94, frente a Italia (Brasil se coronó campeón, tras vencer en los penales), y en Francia `98, ante Francia, que se quedó con el título. Ahora, Alemania será el rival que tiene por delante para conquistar ese récord. "Es una alegría enorme y un gran orgullo poder estar en las tres finales, pero lo más importante será que Brasil pueda quedarse con la Copa del Mundo. Para mí, es el mejor regalo que podría tener a estas alturas de mi carrera", dijo el defensor de Roma, de 32 años.

Sobre el rival del domingo próximo, Cafú comentó: "Alemania es un gran equipo y no importa cómo llega cada uno a estas instancias. Será un partido muy complicado y espero que salgamos ganadores".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.