Se terminó el ciclo de Antonio Mohamed en Huracán: "Sólo me queda asumir el fracaso"

Mohamed, tras su último partido como DT de Huracán
Mohamed, tras su último partido como DT de Huracán Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Andrés Vázquez
(0)
23 de abril de 2019  • 21:57

Atrás quedó una derrota como local ante Emelec, por 2-1, que selló la suerte de Huracán. Último en el Grupo B, el Globo quedó eliminado de la Copa Libertadores aun antes de cerrarse la etapa de grupos, y ni siquiera tendrá chances de ingresar en la Copa Sudamericana, a la que podía acceder si terminaba tercero. Entre la resignación, los lamentos, también abundaron los reproches y los insultos. El Globo pasó de pelear el título de la Superliga, a fines del año pasado, a quedarse sin nada. Lo que sucedió entre la salida de Gustavo Alfaro, que se mudó a Boca, y el desembarco de Antonio Mohamed , que consumó su cuarto ciclo en el Globo en apenas cuatro meses.

"Pido disculpas al presidente, a los hinchas. No le pude llegar a los jugadores y no funcionó nada. Estoy muy triste porque voy a dar.un paso al costado. Creo que es lo mejor para el club. Solo me queda asumir el fracaso y agradecerles a los jugadores", expresó Mohamed después de la derrota ante Emelec. Una salida anunciada, que se veía venir desde hacía varios encuentros, ya que Huracán recibió dos impactos demoledores en menos de una semana: la eliminación de la Copa de la Superliga al caer por penales como local ante San Lorenzo, y ahora un adiós demasiado prematuro a la Copa Libertadores.

"Otra vez en mi club me salió todo mal. Y me duele mucho que me insulte mi gente. Por eso hasta acá llegamos", agregó Mohamed en un breve contacto con la prensa, en medio de un clima tenso y espeso. Con los ojos enrojecidos, había dejado el campo de juego bajo una lluvia de insultos y reproches de los hinchas. Ensayó un breve monólogo, y antes de quebrarse, se levantó y se fue.

Su ciclo terminó con apenas dos partidos ganados, seis empatados y diez perdidos. Solamente sumó 10 sobre 54 puntos posibles. En la anterior etapa, la de 2013, obtuvo 9 de 30 (30%). Combinadas ambas campañas, en 28 partidos al frente de Huracán, Mohamed logró apenas 21 puntos. Claramente, los malos resultados derribaron la estatua del ídolo.

El lateral Pablo Álvarez, que acompañó a Mohamed ante la prensa, aceptó las culpas de parte del plantel. "No le encontramos la vuelta. Hay que hacer una autocritica grande y asumir las responsabilidades que tenemos por este oscuro presente. Este club es muy grande y tenemos que hacer lo imposible para revertir la cosa. No hay mucho para decir en este momento. El grupo esta muy triste y preocupado por este final del Turco". La paciencia de los hinchas se terminó también para Lucas Barrios, Federico Mancinelli e Israel Damonte, otros apuntados por el bajo rendimiento del equipo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.