Juego sin alambrados, casi como estar dentro de la cancha

Banfield
Banfield Fuente: LA NACION
(0)
4 de agosto de 2019  • 23:10

La segunda fecha de la Superliga quedará en la historia por un hecho por demás llamativo. No fue tal o cual jugada. Tampoco algún triunfo o derrota significativa. Banfield inauguró una platea sin alambrado y el hecho tuvo un registro que se recordará por mucho tiempo. Hubo mucha seguridad en el perímetro y la gente estuvo cerca de los jugadores. Fue una fiesta que tuvo un buen final.

"Es un proyecto que manejábamos desde hace tiempo, incluso por iniciativa de socios y socias que utilizan esa parte del estadio. Primero habíamos pensado en colocar un acrílico, pero después decidimos arriesgarnos a sacar todo, con lo cual no habrá ninguna división. Nos asesoramos con el personal de seguridad del club y con los responsables a nivel provincial y nacional para avanzar con la obra, que ya está casi lista. Sabemos que va a funcionar, es un espacio familiar en el que nunca hubo ningún problema; y también está claro cuáles son las restricciones y el comportamiento que deberán tener los que se ubiquen ahí. Estamos seguros de que damos un paso positivo y que es algo que puede extenderse a otros clubes para mejorar nuestros estadios. Sacamos mucho más que un alambrado, sacamos la idea de que el fútbol es violento", le había dicho Lucía Barbuto, presidente de Banfield, a la nacion, hace algunos días, ya con el proyecto a punto de concretarse.

Banfield
Banfield Fuente: LA NACION

La tribuna Eliseo Víctor Mouriño, homenaje al futbolista surgido del Taladro que brilló a finales de los 40 y principio de los 50 vestido de verde y blanco hasta llegar a ser capitán de la selección argentina, es la que hace de fondo en la televisación de los partidos en el estadio Florencio Sola y la que ahora luce una nueva fisonomía. La mejora no fue solo despejar el campo visual, sino que también se colocaron butacas para que los socios y socias, exclusivamente, vean los partidos sentados, sin ningún costo extra al de la cuota mensual. Además, se hizo un uso pleno de toda la traza de la tribuna que con esa modificación será reconvertida en platea, ya que sacaron la reja con la que antes se formaba un pulmón en los partidos con dos parcialidades. La platea de dos bandejas frente a la Mouriño tampoco tiene alambrados, pero sus primeras ubicaciones están a una altura superior a los dos metros y mayor distancia con el campo de juego.

"Me pareció una muy buena idea cuando me la comentaron los dirigentes, pese a que de entrada te surge la duda de si es aplicable en el fútbol argentino. Es una iniciativa positiva y desde la estética va a quedar muy lindo. Entiendo que es gran paso y esperemos que sea una prueba positiva que pueda extenderse a más clubes, en la demostración de que estamos madurando como sociedad", se esperanzó Renato Civelli.

El año pasado River decidió quitar los alambrados que había en las zonas bajas de las cabeceras Sívori y Centenario del Monumental. Vélez también hizo lo propio al remover los que existían en la Platea Sur Alta del Amalfitani. Sin embargo, la determinación de Banfield es mucho más ambiciosa, ya que se trata de un espacio a la altura del campo de juego y que tendrá como única contención una pared de aproximadamente un metro y medio delante de la cual se colocó una baranda.

Banfield
Banfield Fuente: FotoBAIRES - Crédito: Fotobaires

Lo hecho por Banfield tiene un antecedente que se le podría asemejar. En el año 2004 el estadio Presidente Perón, en Avellaneda, había sido protagonista del Plan Piloto Espectador Responsable -impulsado por el extinto Comité Provincial de Seguridad Deportiva (Coprosede)- por el cual Racing había colocado 120 plateas lindantes a los límites del campo de juego, sin ninguna separación entre hinchas y futbolistas. Aquel proyecto tuvo inicio y final sin continuidad.

La nueva casa de Estudiantes, en su histórica ubicación platense de 1 y 57, no tendrá el campo de juego cercado. Los últimos tramos de la obra muestran en ese sentido un aspecto similar a la modificación parcial encarada por Banfield. Juan Sebastián Verón, presidente del Pincha, manifestó que la decisión implicó un trabajo dentro del club para que la gente internalice una conducta que implica avanzar hacia una "nueva-vieja" manera de vincularse con el fútbol y los colores propios pero también los ajenos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.