El mensaje que dejó Talleres para Palestino en el vestuario después de la eliminación

El mensaje de Talleres para Palestino tras la eliminación de los Copa Libertadores
El mensaje de Talleres para Palestino tras la eliminación de los Copa Libertadores Crédito: @CaTalleresdecba
(0)
28 de febrero de 2019  • 08:33

Talleres cumple y se mantiene firme en sus convicciones. No es solo una postura, sino una declaración de principios y de valores. No importó el resultado, el dolor por la eliminación de la Copa Libertadores no cambió una sana costumbre: tras el encuentro en Chile frente a Palestino la delegación del equipo cordobés dejó el vestuario visitante de manera impecable, un mensaje para el anfitrión y un obsequio. "Felicitaciones Palestino, muchas gracias por la hospitalidad", dejaron escrito en la pizarra del vestuario.

El fastidio por el traspié 2-1 no importó, o por lo menos quedó un poco de lado. Nuevamente Matías Coronel (32 años) y César Nocella (35), los utileros del plantel, encabezaron el trabajo de dejar limpio el vestuario visitante. En la cuenta oficial de Talleres se pudo ver que en el pizarrón, además, escribieron: "Que el fútbol una las fronteras". Incluso, debajo les dejaron un banderín del club, unos alfajores, un vino y un mate forrado con los colores del club cordobés.

También en redes sociales, Palestino, en su cuenta de Twitter, le agradeció a Talleres por su gesto: "GRACIAS TALLERES POR TODO! Nos dejaron el camarín en perfectas condiciones y con regalo incluido. ¡HERMANDAD!"

Estos gestos no son casuales. Desde hace mucho que la entidad de Córdoba lo hace y cuenta con la colaboración de muchos para el operativo limpieza. "Fue un pedido de los dirigentes que tomamos de muy buena manera. Pero no limpiamos nosotros solos. Se suman los jugadores, el cuerpo técnico y también algunos dirigentes", contó Matías Coronel, en una entrevista en La Voz del Interior.

La acción de limpiar el vestuario tomó más repercusión tras el último partido con San Pablo cuando tras abandonar el estadio Morumbí dejaron su huella... Sin embargo, en el universo del fútbol comenzó a ganar fuerza esta iniciativa desde el 29 de octubre del año pasado, cuando el equipo de Kudelka venció a Vélez en el Amalfitani.

Tras cada encuentro fuera de Córdoba se difunde una imagen de cómo Talleres deja el vestuario visitante, pero esto comenzó de una manera particular. Tras el ascenso el 5 de junio de 2016 y ante All Boys, el festejo resultó un poco más intenso que en otras oportunidades y el vestuario del conjunto cordobés estaba un poco desbordado. Allí se tomó la determinación dejar el lugar tal cual a como lo recibieron.

Y la ejemplar determinación se extendió en la máxima categoría: debutó en el Cilindro de Avellaneda, ante Racing y todo quedó en perfectas condiciones. Incluso, el diario Marca, a través de su corresponsal en la Argentina hizo una nota en la que titularon: "Talleres: los don limpio del fútbol".

Todos caminan detrás de esta idea y está tan arraigado este concepto de mantener el orden y la pulcritud del plantel que el lugar el que los jugadores se preparan para jugar se limpia al menos, tres veces: una vez que se cambiaron, después del entretiempo y al finalizar el partido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.