Vélez sueña: le ganó por 2-0 a Atlético Tucumán y mantiene su esperanza de llegar a la Copa Libertadores

Bouzat, tendido, es felicitado por sus compañeros. El volante anotó el primer gol de Vélez.
Bouzat, tendido, es felicitado por sus compañeros. El volante anotó el primer gol de Vélez. Fuente: FotoBAIRES
Julián Lichene
(0)
16 de marzo de 2019  • 13:07

Vélez le ganó por 2-0 a Atlético Tucumán como local y mantiene así su sueño de clasificarse a la Copa Libertadores. Los goles los anotaron Agustín Bouzat, a los 42 minutos del primer tiempo, y Pablo Galdames, a los 45 del segundo. De esta manera, Vélez quedó a dos puntos de su vencido y River, que comparten la cuarta posición de la Superliga, la última en otorgar una plaza en la Libertadores 2020.

Lo justificó Vélez desde el primer tiempo. Porque buscó más, siempre por abajo, y ejerció una presión constante sobre su rival. El equipo de Zielinski se mostró lento y carente de dinámica en ese período. Tal vez por la veteranía de ciertos jugadores como Mercier y Matos (fueron reemplazados ambos en el comienzo del complemento).

El local fue construyendo posibilidades de gol lentamente y así fue metiendo a la visita en su arco. Primero fue Almada el que tuvo el gol pero la tiró por arriba del travesaño. Luego fue le turno de Domínguez que definió al cuerpo de Lucchetti y más tarde palo le dijo no a Bouzat.

El resumen del partido

La cuarta fue la vencida, tras una avivada compartida de Vargas y Domínguez. El primero sacó el lateral rápido, el segundo desbordó por izquierda, cabeceó Fernández para atrás y por el lado opuesto, el derecho, apareció Bouzat para definir de zurda. Un rato antes de terminar la etapa inicial, Vélez se iba al vestuario con una victoria justificada.

El segundo tiempo fue bastante distinto. Atlético Tucumán puso un delantero más (Toledo) y un volante con más dinámica (Favio Álvarez) y poco a poco fue arrinconando a Vélez a puro empuje más que fútbol. El Fortín sintió el cambio de actitud del rival. Y empezó a jugar el componente psicológico con más fuerza. Hace dos semanas, Tigre le dio vuelta un partido en el mismo escenario. Y entonces Heinze agregó un defensor y sacó un volante. A defender se ha dicho. La idea fue aguantar el asedio desprolijo de Atlético Tucumán.

Vargas y Mercier disputan la pelota. Buen triunfo de Vélez de local.
Vargas y Mercier disputan la pelota. Buen triunfo de Vélez de local. Fuente: FotoBAIRES

Pero faltando muy poco, y después de un saque de Hoyos, Salinas ganó un balón y le sirvió el gol a otro ingresado, el chileno Galdames, para definir el partido.

Fue una victoria justa pero sufrida que le permite al equipo de Heinze afianzarse en puestos de Copa Sudamericana e intentar en estas últimas dos fechas ingresar a la Copa Libertadores. Algo muy valioso para todo Vélez, teniendo en cuenta que el año pasado se miraba de reojo la tabla de los promedios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.