Tiger Woods y el récord de Jack Nicklaus: "Alcanzar los 18 Majors es posible"

Tiger explota en Augusta: su 15° Major es una realidad
Tiger explota en Augusta: su 15° Major es una realidad Fuente: AP - Crédito: David J. Phillip
(0)
26 de abril de 2019  • 13:54

Tiger Woods conmocionó al mundo una vez más tras conquistar su quinto Masters de Augusta, su 15º Major, a los 43 años y después de haber superado un calvario personal, físico con cuatro operaciones de espalda y profesional que lo tuvo al borde del retiro. Uno de los mejores golfistas de todos los tiempos consumó uno de los regresos más espectaculares de la historia, en el que volvió a consagrarse en un torneo grande después de más de una década.

Después de relanzar su carrera en una jornada memorable y completar uno de los regresos con un título codiciado, Woods repasó su pasado, analizó su presente y se animó a soñar con su futuro en una entrevista exclusiva con la plataforma de GOLFTV. Su nuevo objetivo es alcanzar el récord de Jack Nicklaus , ganador de 18 Majors.

"Siempre pensé que era posible", explicó. "A Jack Nicklaus e llevó toda un carrera alcanzar los 18 Majors. Ahora que puedo alargar mi carrera, algo que no pensaba hace un par de años, si hago las cosas correctamente y todo sigue a su manera, alcanzar ese récord es una posibilidad. Nunca voy a decir que no la haya, excepto por un par de años cuando no podía caminar. Lo único que puedo prometer es que voy a estar preparado. Ahora, si se da o no, porque necesitas tener mente, cuerpo y alma unidos durante cuatro días, eso no siempre pasa. Si lo piensas, he jugado cuánto, ¿23 años más o menos? Sólo ha ocurrido 15 veces. Espero que se den las circunstancias en el camino más a menudo".

Todavía no empecé a preparar mi cuerpo para el próximo torneo. Sólo he estado tirado y, de vez en cuando, miraba por encima del sofá y ahí estaba la chaqueta. Sí, me la he quitado
Tiger Woods

Desde su primer Masters en 1997 hasta su victoria en el Abierto de Estados Unidos en 2008, Woods había conseguido 15 Majors. Tras once años sin títulos grandes, volvió a escena en Augusta. "Es difícil de asimilar. Anoche, después de entrenar al fútbol, le escribí a un amigo que no podía creer que hubiese ganado el torneo. Realmente no lo he interiorizado. Todavía no pude empezar a preparar mi cuerpo para el próximo torneo. No empecé a hacer nada, solo he estado tirado y, de vez en cuando, miraba por encima del sofá y ahí estaba la chaqueta. Sí, me la he quitado", reflexionó.

En Augusta, y aunque pocos lo daban como candidato, Woods intuía que podía ser campeón gracias a las modificaciones en su juego que le permitió sentirse en control por primera vez desde 2013: "Encontré un swing en el que podía golpear con efecto la bola. Y como no tengo la longitud de golpes que solía tener, no puedo pegar con una madera 3 en algunos de los tees".

Woods es sinónimo de resiliencia, inspiración para millones de personas que deben hacerle frente a la adversidad: "Estoy orgulloso. Nadie es perfecto. Todo el mundo tiene obstáculos en su vida que hay que sobrepasar y algunos son diferentes de otros. Yo he tenido mis obstáculos que he estado intentando y he conseguido sobreponerme. Tengo un grupo fantástico de gente a mi alrededor y su amor y apoyo me han ayudado. También tener a los niños y su amor. He intentando explicar esto durante varios años: ellos nunca han conocido el golf como algo bueno en mi vida y lo único que recuerdan es que traía una cantidad increíble de dolor a su padre y no querían ver a su padre nunca con ese dolor. Y ahora posibilitar que vean este lado, el que yo he experimentado durante años, habiendo tenido una batalla para regresar, se siente muy bien".

Con Nicklaus entre ceja y ceja, su próximo desafío será en el US Open que se celebrará entre el 13 y el 16 de junio. "Estoy emocionado de tener esta oportunidad de nuevo", se sinceró Woods, nuevamente una estrella que brilla con luz propia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.