Río 2016: por qué Noel Barrionuevo cree que su desnudo puede ser bueno para el hockey

Crédito: ESPN Magazine
Antes de los Juegos, la defensora se animó a unas fotos para una revista deportiva; pasan los años y el marketing sigue siendo la principal falencia de este exitoso deporte
Gastón Saiz
(0)
9 de agosto de 2016  • 10:19

RIO DE JANEIRO.- El hockey sobre césped nunca le pudo seguir el tren al rugby. Corrió siempre desde atrás en cuestiones de marketing, más allá de que en ambos deportes se repiten clubes centenarios e innumerables familias que practican desde hace añares sendas pasiones. Dirigentes que ocuparon sillones de la Confederación Argentina de Hockey reconocieron que el furor de las Leonas se les vino encima de repente, y que no pudieron atajar la ola de popularidad repentina de las chicas tras la medalla de plata en los Juegos de Sydney 2000. Ni siquiera la figura de Luciana Aymar, nombrada ocho veces mejor jugadora del mundo, pudo insertar al deporte de los córners cortos en una gama más selecta y variada de sponsors.

Particularmente en los dos últimos años, la explosión de las redes sociales y medios periodísticos de diversas plataformas produjeron un efecto colateral: jugadoras que buscaron la forma de promocionarse. En la antesala de Río 2016, Noel Barrionuevo eligió formar parte de la edición de la revista deportiva ESPN Magazine, en la que posó desnuda, apenas tapada por un palo de hockey. Fotos impensadas para cualquier chica de este seleccionado, si se retrocede a aquella gesta de Australia de hace 16 años, cuando el plantel luchaba por cobrar puntualmente la beca de la Secretaria de Deporte.

Anoche, Barrionuevo sonreía bajo los focos del estadio de Deodoro, poco después de haber abierto el partido ante Japón (4-0) con dos sablazos típicos de su autoría. En la zona mixta miró hacia arriba, pensó dos segundos y dijo: “Sí, me animé a mostrarme desde un lugar diferente al de una cancha de hockey; exhibí un cuerpo de atleta en una revista deportiva, aunque no hubiese hecho esa sesión fotográfica en una publicación de otro estilo”. La defensora cree que ese arrojo frente a los flashes puede significar una puerta que se abre. “Más allá de la belleza o el carisma del plantel, el marketing del hockey se puede explotar mucho más. Ojalá que aparezca la persona capacitada para llevarlo a cabo; hasta ahora no existió alguien idóneo. Los Pumas crecieron mucho en ese sentido, y nosotras tenemos mucho margen también para hacerlo, tanto en el aspecto individual como en el colectivo”.

Varios años atrás, Soledad García y otras jugadoras se habían animado a posar en una revista social de manera salvaje con un look de amazonas, exhibiendo sus garras en medio de una jungla. Y Luciana Aymar fue la que exploró varios rubros: además de un combo de auspiciantes personales, realizó sesiones fotógraficas de diferentes clases -algunas de ellas, con vestuario despampanante- cultivó el gusto por la conducción de TV, incursionó en la moda, publicó un libro autobiográfico y recientemente, se estrenó su película, “Luchando con lo imposible”. Pero el hockey careció siempre de un aparato mediático sólido como sí tiene el rugby, cuyas empresas le han sido fieles al margen de los resultados. Una medalla en estos Juegos para las Leonas podría resultar otro gran espaldarazo, en pos de reimpulsar la veta comercial de este equipo de leyenda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.