Independiente tuvo la inspiración del final

Estuvo a tres minutos de encadenar su tercera derrota, pero Penco y Mancuello marcaron para el 2-1 sobre Olimpo
Oscar Baltián
(0)
27 de agosto de 2014  

BAHÍA BLANCA.- Directamente proporcional con lo que pregona. Así de intenso y de vertiginoso. Tan al borde que asusta, pero por el resultado final parece disfrutarse el doble. Independiente camina por la cornisa y ayer en esta ciudad le dio resultado, porque ganó con el último suspiro, con dos acciones, casi las únicas que pudo tejer. Pero se quedó con los tres puntos, evitó encadenar su tercera derrota consecutiva y eso es lo que cuenta ¿Las formas? Siguen generando demasiadas dudas, porque Olimpo lo complicó más de la cuenta y la diferencia de jerarquía individual entre ambos fue la clave.

En la carrera de los ensayos y los errores, Independiente busca su estilo. Sufrió en el comienzo del torneo por su desenfreno por intentar ser protagonista. Se mostró enceguecido en una propuesta que resultó de extrema osadía. Y tomó nota su entrenador Almirón, porque el golpe del 4-0 ante Vélez lo obligó a ser menos descontrolado en su propuesta. Anoche, frente a Olimpo, buscó otras herramientas para intentar imponer su idea. Sin embargo, no siempre acertó, porque los desacoples defensivos volvieron a trastornarlo.

Independiente intentó presionar sobre la salida del rival con más criterio, fue más compacto. Pero sobre el final del primer tiempo comenzó de desarmarse y mostró esa dañina postura de dejar mucho espacio entre sus líneas. Allí fue donde creció el juego de Olimpo, que con muy poco se acercó al arco del Ruso Rodríguez. Entre la velocidad de Mauricio Cuero y la fuerza de Miguel Borja, el conjunto bahiense intentó quebrar al visitante.

Apenas una situación de riesgo pudo generar el conjunto de Avellaneda en la primera etapa. A partir de Rolfi Montenegro, que estuvo acertado en la conducción, construyó la acción que dejó mano a mano a Penco con Champagne y el delantero de Independiente perdió el duelo.

En la segunda parte sucedió de todo, en el comienzo y en el final. De arranque Olimpo heló la sangre del Rojo: Cuero explotó por el sector izquierdo y a Rodríguez no le quedó más opción que derribarlo dentro del área. Después, Blanco, con su particular estilo de caminar en lugar de correr en la ejecución, cambió por gol el penal que sancionó Pablo Lunati.

Independiente se desordenó aún más y el conjunto local se replegó para tratar de lastimar de contraataque. Pero se atrincheró demasiado y lo pagó caro. Porque a los 29 minutos la expulsión de Blanco terminó por desmembrarlo. Y sobre el final, el conjunto de Almirón, con más empuje que claridad, se quedó con el mejor premio. Primero, a tres minutos del desenlace, Penco estuvo acertado en un centro que Pisano sacó a ras de piso y tres minutos después, Montenegro ensayó un exquisito pase profundo para Mancuello, que definió con categoría.

Fue un respiro y un alivio para Independiente. No se podía permitir una nueva derrota si quería mantener su proyecto. Pero no le sobró nada, y esa sensación quedó en el aire.

Almirón pide paciencia

"Apoyen, tengan paciencia, es un nuevo proceso y todo necesita tiempo. Lo más importante siempre es el equipo y esta gloriosa camiseta. Por eso es uno de los equipos más ganadores del mundo. Vamos Rojo", ésta fue la frase que publicó Jorge Almirón, el DT de Independiente, en su cuenta de Twitter (@jalmiron8).

El fastidio de Perazzo

El DT de Olimpo, Walter Perazzo, se mostró fastidioso por los puntos que se le escaparon: "El rival no hizo ningún mérito. El partido estaba controlado, por los carriles que nosotros pretendíamos. Independiente no había hecho nada para ganar. Era un equipo entregado. La expulsión de Blanco para mi estuvo mal, fue exagerada".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.