Jaguares será recibido por una franquicia con jugadores problemáticos: los casos

El jugador australiano de Waratahs, Tolu Latu, con la camiseta de los Wallabies; fue sancionado por la franquicia
El jugador australiano de Waratahs, Tolu Latu, con la camiseta de los Wallabies; fue sancionado por la franquicia Fuente: AFP - Crédito: Franck Fife
(0)
22 de mayo de 2019  • 09:29

Waratahs será el anfitrión de Jaguares en la próxima fecha del Super Rugby, torneo que se acerca a su definición para los cuartos de final. La franquicia australiana recibirá a los argentinos este sábado desde las 6.45, pero viene salpicada por problemas con algunos de sus jugadores. Primero, saltó el escándalo de Israel Folau, que con sus mensajes homofóbicos obligó a Rugby Australia a tomar una medida drástica.

Ahora, quien está en el ojo de la tormenta es Tolu Latu, hooker de Waratahs, que fue sancionado por la franquicia con dos partidos de suspensión al ser acusado de manejar alcoholizado y no haberlo informado. Latu se reunió con el Comité de Integridad de Rugby Australia y la Asociación de Jugadores de la Unión de Rugby (RUPA) después de que la policía lo detuviera por manejar con un excesivo consumo de alcohol el pasado sábado.

Waratahs no supo sobre el incidente hasta que fueron contactados por los medios de comunicación el sábado, solo unas horas antes de que le ganaran a Reds en Brisbane por 40 a 32, informó Planet Rugby.. Así, el conjunto australiano no contará con el hooker, al igual que en la restante fecha, cuando visiten a Rebels en Melbourne.

Latu se presentará en la corte el 6 de junio próximo y no podrá jugar hasta esa fecha, aunque el forward podría enfrentar más sanciones ya que estaría sujeto a un proceso del Código de Conducta de Rugby Australia.

El jugador expresó arrepentimiento por sus acciones y no notificar a su club, y dijo que aceptará las sanciones que se le apliquen: "Estoy decepcionado con mis acciones, porque reconozco la gravedad de esta situación. Quiero disculparme con mis compañeros de equipo y con la comunidad de rugby, sé que mis acciones no se reflejan bien en el juego".

Latu tiene 26 años, 1,78 metro de altura y 110 kilogramos, jugó 11 partidos con el seleccionado australiano y no marcó puntos.

Israel Folau generó muchos problemas con su mensaje homofóbico
Israel Folau generó muchos problemas con su mensaje homofóbico Fuente: AP

Los escándalos en Waratahs se habían desatado con Folau, fanático evangélico, que publicó en su cuenta de Instagram un mensaje homofóbico que generó polémica no sólo en Australia, sino también en el rugby internacional.

"Borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, idólatras; el infierno les espera ¡Arrepiéntanse! Solo Jesús puede salvarles. Aquellos que vivan en el pecado irán al infierno, a menos que se arrepientan. Jesucristo les ama y les da tiempo para alejarse del pecado y acercarse a él", escribió el back.

Tras calificar de inaceptables aquellas declaraciones, la ARU ofreció un acuerdo que incluía una disculpa, pero el jugador no aceptó y se mantuvo firme en su postura, lo que dio lugar a las acciones legales por quebrar presuntamente el código de conducta.

"Rugby Australia no eligió estar en esta situación, pero la posición se mantiene en que Israel, a través de sus acciones, no nos deja otra opción que seguir el curso de esta acción. Cuando decimos que el rugby es un deporte para todos, lo decimos en serio. La gente necesita sentirse segura y bienvenida en nuestro deporte sin importar su género, raza, religión o sexualidad", comunicó la Unión.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.