Juegos Panamericanos Lima 2019: política, deporte y el efecto retardado de las decisiones

Juan Manuel Trenado
El presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, junto al medallero que los atletas argentinos armaron en la Villa Panamericana en Lima 2019
El presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, junto al medallero que los atletas argentinos armaron en la Villa Panamericana en Lima 2019 Crédito: Instagram gwerthein
(0)
11 de agosto de 2019  • 22:49

Los políticos necesitan un impacto inmediato sobre sus actos. La foto junto a las obras es la representación del éxito de la gestión. Es la misma lógica que usan en la inversión que un gobierno hace en el deporte; y la miden con medallas. Un razonamiento tan lineal que puede ser muy engañoso.

Los Juegos Panamericanos de Lima 2019 será recordado por la formidable actuación de la delegación argentina. Muy por encima de las expectativas, con la mayor cosecha dorada de la historia fuera del país y más de un centenar de podios.

La primera pregunta que surge es: ¿cuál es la razón de esta mejora? La respuesta tiene dos direcciones: la estructural y la deportiva. En el primer caso, la creación del Enard es sin duda el soporte esencial de nuestros atletas. Y el primer gran resultado se vio 10 años después de su creación. Los procesos llevan tiempo. Mucho. Por ejemplo, las 25 medallas de Winnipeg 99, actuación que acaba de ser superada, estuvieron sostenidas en los ocho años previos con la inversión menemista para los Panamericanos de Mar del Plata 95. El derrame de aquella inyección monetaria perduró más allá del proyecto puntual. Luego se diluyó.

Gerardo Werthein fue el gran impulsor de la ley que votó el kirchnerismo en 2009. Pero ya no es el 1% de la facturación de la telefonía lo que recibe el Enard. Aquello era muy favorable, porque el aumento se equiparaba con la inflación de inmediato. Ahora es una suma fija que otorga el gobierno y que se ajusta por un índice de crecimiento presupuestario (siempre menor a la inflación y más en una etapa de ajustes). Lleva dos años esta política que recortó los ingresos. Si no hay cambios, las consecuencias de una decisión de 2017 empezarán a verse en Santiago 2023 y en 2027.

Lo curioso es que Werthein elogió el cambio: "Tener distintas ventanas que recaudan impuestos tal vez no era de las mejores prácticas. Ahora es más correcto", dijo en contra del sistema que él mismo ideó. El deporte ya perdió varias decenas de millones de pesos este año y cada vez perderá un poco más con relación a lo que obtenía con la ley anterior.

El otro enfoque, el deportivo, muestra que la Argentina tuvo bastante suerte en estos Juegos y algunos rivales no tuvieron a sus principales competidores. Pero esto no debe desmerecer la performance. El éxito es concreto y lo que hagan los demás no es nuestro problema.

Lo que ninguna decisión política ha tenido en cuenta es que el mayor porcentaje de ese flujo que el estado aporta, se destina al alto rendimiento. Las bases siguen postergadas. El cambio real debería empezar por allí. Pero no hay suficiente. Además, el camino para ver las medallas con ese plan, llevaría décadas. Algo que un político no puede permitirse. La foto importante debe alcanzarse antes de las próximas elecciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.