Julieta Jankunas: el desafío más importante para la Leona más joven en el Mundial de hockey

Julieta Jankunas, de 19 años, presiona a una sudafricana durante este Mundial
Julieta Jankunas, de 19 años, presiona a una sudafricana durante este Mundial Crédito: Villarpress
Sheila Shab
(0)
31 de julio de 2018  • 23:59

LONDRES.– Es la más joven del plantel, con solamente 19 años, y está a horas de jugar el partido más importante de su carrera con las Leonas. Espontánea y tan precisa para tirar al arco, como para largar un comentario y hacer reír a todas sus compañeras, Julieta Jankunas disfruta de estar viviendo un sueño en el Mundial de hockey sobre césped de Londres. Aunque asegura que a veces las más grandes, como Belén Succi o Delfina Merino , le ponen un límite a tanta verborragia.

"Yo era una nena de mamá, una caprichosa consentida", comenzó relatando la jugadora oriunda de Córdoba, que viene del mismo club que Soledad García, Universitario, y que actualmente se desempeña en Ciudad de Buenos Aires. Es que la mimada de la familia tuvo que dar un salto de golpe. Las convocatorias comenzaron a los 12 años cuando fue citada para un Sub 14 regional. A los 14, la llamaron para un Panamericano Sub 18, y a los 16 ya estaba en las Leonas, siempre adelantada por su talento.

Así también fue su crecimiento. Sin haber terminado la secundario, la delantera de la selección comenzó a entrenar durante toda la semana con el equipo mayor y volvía a su ciudad natal los sábados y domingo para jugar en su club y disfrutar de sus amigas y familia. Sin haberlo planeado mucho, empezó a vivir sola en la Ciudad de Buenos Aires por una cuestión de tiempos para poder estar presente en la planificación deportiva. "No sabía hacer nada. Tenía, y todavía tengo, las instrucciones escritas arriba del lavarropas: poner el jabón en polvo, primero; poner suavizante; después (se ríe). Aprendí a cocinarme para sobrevivir. ¡Ni la funda me desarmaba en mi casa! Mientras estás en el hotel del Cenard tenés todo más o menos ordenado y a mano, pero el problema vino después cuando me quedé sola en un departamento", comentó Jankunas.

Le felicidad por el primer gol en un Mundial

Su entrenador desde la etapa junior, Agustín Corradini , la describe como una persona extrovertida, alegre, pero también sensible y autoexigente. Tan exigente que alcanzó su objetivo.

La ahora jugadora de Ciudad (desde este año) no puede creer haber llegado a un Mundial mayor, en Londres y con las Leonas. Quedó afuera en muchas oportunidades de las nóminas finales previas a los torneos importantes. Hoy, después de haber pasado su infancia jugando en canchas de tierra batida, después en sintético de arena, y recién cuando fue a Buenos Aires, en canchas de agua, se sorprende ante la inmensidad del estadio Lee Valley Tennis y Hockey Centre que se ubica dentro del Parque Olímpico de la capital inglesa y tiene capacidad para 10.000 personas. Si bien ya habían jugado una serie de amistosos en esta cancha, la sorpresa fue en el partido ante Alemania, en el que había bastante gente en las tribunas y era posible escuchar a los argentinos, familiares y público fanático del hockey, alentar sin parar. En el partido de octavos con Nueva Zelanda, eso se superó.

Soy la más chica, pero tengo una responsabilidad como todas. Tengo que estar al cien por ciento cada vez que me toque jugar. Confío mucho en el equipo, hay buena energía
Julieta Jankunas

La selección se juega hoy el pase a las semifinales y resulta el partido más importante para Jankunas, que sabe que no hay margen de error. "Soy la más chica, pero tengo una responsabilidad como todas. Tengo que estar al cien por ciento cada vez que me toque jugar. Uno debe entregarse al equipo y aportar desde el lugar que toque. No nos podemos equivocar y dar espacios, pero confío mucho en el equipo porque estamos bien, hay buena energía", explicó Jankunas.

Julieta Jankunas (en el piso) festeja su gol ante España en el debut en el Mundial
Julieta Jankunas (en el piso) festeja su gol ante España en el debut en el Mundial Crédito: @ARGFieldHockey

A pesar de la sonrisa que es imposible de borrarle de la cara, por su personalidad y por estar en el lugar que siempre soñó, hablar de su entorno la quiebra: "Me encantaría que estén acá viéndome jugar y disfrutar de esto. Pero como tengo 19, no estaba segura de quedar en la lista, y cuando me confirmaron que venía ya era muy caro para que vinieran mis papás y mi hermano". La cordobesa tiene su punto débil en la familia, es lo único que la hace pensar en lo que cuesta para algunas llegar a ser Leona: el desarraigo. Pero por suerte para ella, son también los que le generan la motivación para mantenerse en la selección.

Julieta Jankunas convirtió su primer gol en una Copa del Mundo, que también fue el primero de la Argentina en el torneo, con el empate transitorio con España en el debut. La pequeña del grupo no se conforma y sigue soñando con otro pase a la red en estas instancias. Quiere gritarlo, festejarlo, y demostrar que valió la pena crecer tan rápido.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.