La maldición del Rally en Córdoba: Sébastien Ogier, el campeón del mundo que nunca puede ganar en las sierras

Sebastien Ogier
Sebastien Ogier Fuente: AFP
Pablo Vignone
(0)
26 de abril de 2018  • 00:33

En la estela de su compatriota Sebastian Loeb (nueve veces campeón mundial de rally), el francés Sébastien Ogier es el emperador de los caminos, el conductor más eximio en ruta abierta en el mundo. Lleva ya cinco títulos planetarios consecutivos desde 2013, conquistó el triunfo en 43 rallies por el campeonato mundial y en 2018, después de ganar tres de las cuatro pruebas iniciales, ya amasó una apreciable ventaja sobre sus rivales. Solo un adversario no se doblegó nunca ante su clase indudable: los caminos de Córdoba.

Desde hoy y con una prueba especial de apertura a las 19:05 en las calles de Villa Carlos Paz, el popular rally de la Argentina celebra su 38ª edición, que recuerda la memoria de Jorge Raúl Recalde, el único argentino en ganar un rally por el campeonato mundial. En 1988 Recalde logró lo que Ogier nunca: vencer en Córdoba. Los valles de Traslasierra, Punilla y Calamuchita se rindieron al piloto de Mina Clavero como jamás pudo conquistarlos el francés. Ganó en Montecarlo y en Córcega, en Portugal y el RAC inglés, las pruebas más tradicionales. Pero aquí siempre mordió el polvo.

"Es el único rally del campeonato del mundo que no ganamos con Julien (Ingrassia), mi navegante", recordó a la web oficial del Mundial. Ogier corrió ocho veces en Córdoba, desde 2009. Tres veces fue segundo, una vez tercero. "Muchas veces estuve muy cerca y siempre hubo alguna cosa que me dejó afuera", reconoce el francés.

Tampoco le será fácil quebrar este año la mala racha, ya que mañana, y debido a su condición de puntero del campeonato, deberá abrir la ruta en los especiales de la zona de Calamuchita, lo que supone una pérdida de tiempo. "Si puedo limitar esa pérdida, entonces sí tengo chances de ganar", asegura.

El rally de la Argentina es, probablemente, el que más público convoca a lo largo del campeonato: se calcula que un millón de espectadores asistirán a las 18 especiales. "Son tan fanáticos aquí que se tiran encima de los autos", señaló el francés, un tanto aprensivo. En el especial de Santa Rosa de Calamuchita, previsto para mañana, suele agruparse una cantidad de aficionados con la que se llenarían la Bombonera o el Monumental.

Quedaron muy atrás los tiempos en los que los pilotos locales eran protagonistas del Rally en Córdoba. Recalde ganó 30 años atrás, pero Thierry Neuville (Hyundai), Ott Tanak (Toyota) y Kris Meeke (Citroen) pueden volver a ahogar el deseo del campeón de imponerse por primera vez en los caminos cordobeses.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.