srcset

Juegos Panamericanos Lima 2019

La pista nacional de remo de Tigre: una historia de contaminación, polémicas y frustraciones

Juan Manuel Trenado
Federico Koniszczer
(0)
23 de mayo de 2019  • 13:35

La contaminación en la pista nacional de remo en Tigre no es noticia. Es una triste costumbre para los remeros que tratan de entrenarse allí desde hace muchísimo tiempo. Hubo etapas con algunas mejoras, pero fueron fugaces. Y las novedades suelen pasar por las decisiones reglamentarias y las alternativas que el remo argentino tiene que buscar para poder mantenerse competitivo. En este caso, con la preparación para los Juegos Panamericanos Lima 2019 , que se realizarán del 26 de julio al 11 de agosto.

Hace una semana, la excampeona panamericana María Laura Abalo retomó el tema y mostró su indignación en las redes sociales: "Y hoy la Pista Nacional de Remo y el Río Reconquista se encuentra así: lleno de basura flotante y cianobacterias. Y saben que? A NADIE LE IMPORTA! Nadie hace nada!", acompañando el mensaje con fotos elocuentes.

Ello sin soslayar lo que fue el drama de otro campeón panamericano, Ariel Suárez , cuyo caso siempre se recuerda. Unos meses antes de que se realizara el Mundial de Corea del Sur, en 2013, Suárez, sufrió un dolor insoportable en la zona del pectoral mientras se entrenaba en Tigre. El remero nacido en el barrio San Lorenzo, en el partido de San Fernando, había sufrido una infección por una bacteria llamada estafilococo, por una herida en uno de los pies. Estuvo un mes internado en un hospital y otros dos meses en su cama sin poder realizar actividades deportivas.

El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta por el mal estado del río Reconquista.
El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta por el mal estado del río Reconquista. Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

El finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (cuarto puesto y diploma olímpico incluido) se salvó de una operación que podría haberlo dejado sin remar de por vida, ya que la médica deportóloga e infectóloga del Cenard , Viviana Gallego, logró erradicar el agente infeccioso. Sin embargo, eso le generó una osteocondritis esternocostal infecciosa en el pecho, puntualmente en la segunda costilla izquierda. Tuvo que someterse a tratamientos a base de antibióticos y con punciones.

Pero el tema de los efectos infecciosos no concluyó con esa mala experiencia. Hubo casos que se repitieron el año pasado, previo a los Juegos Olímpicos de la Juventud. Y trasladado a hoy, con miras a los Juegos Panamericanos Lima 2019, hay un alerta de contaminación muy pronunciado y marcado por parte del cuerpo médico del Cenard y de los distintos países competidores que irán a este evento deportivo porque, según Gallego, no hay agua natural en el mundo que no esté contaminada.

Ariel Suárez y Milka Kraljev observan el mal estado de la pista de remo de Tigre
Ariel Suárez y Milka Kraljev observan el mal estado de la pista de remo de Tigre Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Poca ayuda dirigencial, estatal y gubernamental. Falta de explicaciones. Pocas intenciones por recuperar el lugar... Para entender el estado actual de situación, vale ir separando temas.

El estado de la pista

La cancha, ubicada sobre el río Reconquista, se encuentra en su mayoría inutilizable para cualquier remero aficionado desde 2015. La basura acumulada que invade las aguas del Río Reconquista se compone de metales, hidrocarburos, patógenos, desechos orgánicos e inorgánicos, además de peces muertos o moribundos. El olor es insoportable y, según estudios realizados en el lugar, es considerado un ambiente inhabitable y dañino para la pesca, la vida de los animales acuáticos y la práctica de deportes náuticos.

Las condiciones también ahuyentaron al equipo argentino que ya no la tiene en cuenta como lugar de preparación para las competencias internacionales. En noviembre del año pasado, siete remeros sufrieron intoxicaciones. No llegaron de la mejor forma al torneo de Río de Janeiro (clasificatorio para Lima 2019), pero a pesar de todo, 13 botes lograron la clasificación para competir en Perú.

Aunque públicamente se ha dicho que la pista está clausurada, en abril se realizó una competencia. El presidente de la Asociación Argentina de Remo Aficionado, Daniel Concilio, en el cargo desde 2013, contó: "No tenemos ninguna prohibición oficial ni gubernamental por la cual no podamos utilizar la pista del Tigre y, como es la única con la que contamos, siempre vamos ahí".

Y amplió: "Actualmente no flotan desechos ni basura y es una pista única para poder entrenar". Además, de acuerdo con el calendario de actividades de remo en 2019, se volverá a usar otras trece veces en lo que resta del año.

Cronología del desastre

En 2008 se terminó la construcción de la parte externa del Camino de los Remeros, que mejoró el paisaje del lugar pero no el estado de la pista. Esta obra fue inaugurada por el exintendente de Tigre Sergio Massa, y contó con una inversión de 50 millones de pesos; en 2012 se colocaron barreras de contención para desviar los desechos que se metían en el agua, en una acción de mantenimiento para la que se necesitaron 16 millones de pesos.

Se hizo una limpieza a fondo y la cancha estuvo en condiciones. Casi perfecta. Pero en 2015 se produjo la ruptura del dique protector construido tres años antes y desde entonces ya no se volvió a trabajar para solucionar el problema, pese a las repetidas quejas de los remeros hacia las autoridades municipales y deportivas encargadas.

La campaña y el mensaje ecológico

En 2016, Ariel Suárez y María Lauro Abalo, atletas olímpicos y campeones panamericanos, realizaron una campaña llamada "Limpiemos el Reconquista", con un mensaje ecológico y el objetivo de sanear y limpiar el río afectado por la gran acumulación de basura. Participaron en aquel momento David Nalbandian , Paula Pareto y Germán Lauro , entre otros. La iniciativa, mediante videos en las redes sociales, mostró la penosa realidad del Reconquista, completamente insalubre para la práctica deportiva y para las familias que viven en la cuenca del río.

Al año siguiente de la publicación de esta reproducción audiovisual, las esperanzas por la recuperación de la pista nacional aumentaron: en 2017 se intensificó la limpieza del río y se pusieron nuevas barreras de contención, pero el trabajo no fue completo. Debido a la insuficiencia de los arreglos, tanto los eventos internacionales como el campeonato anual argentino de remo y el entrenamiento de los selectivos nacionales, no se han podido llevar a cabo con normalidad desde entonces.

El marplatense Brian Rosso, de 31 años y singlista olímpico en Río de Janeiro 2016, le contó a LA NACION: "No hay problemas entre los remeros y los dirigentes, pero sí hay problema entre la Asociación Argentina de Remo, la Secretaría de Deportes y el Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), que es lo que en realidad más nos perjudica a nosotros. Al haber una mala relación entre ellos, los que terminamos pagando las consecuencias somos nosotros. La gestión se hace más lenta y complicada".

La alternativa: Nordelta

El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta por el mal estado del rio en Tigre
El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta por el mal estado del rio en Tigre Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

Sin poder trabajar en su lugar principal de entrenamiento, se encontró una alternativa. Lo explica Rosso: "La selección se entrena en Nordelta (en el Lago Mayor) y fue un cambio rotundo para bien. Lamentablemente el estado actual de la pista sigue siendo el mismo y está imposibilitada para realizar eventos deportivos, lo cual me parece bien ya que es insalubre para cualquier persona estar cerca de esa agua tan contaminada. Creo que está bien que se le exija al Estado que se debe limpiar, pero también sé que, como está la situación del país, hay que esperar y respetar que hay otras prioridades. Irnos de ahí fue lo mejor que le pasó a la selección en los últimos años".

El escenario al que se refiere Rosso es el Puerto Canoas, en Nordelta, que cuenta con un boyado provisional de una línea de 2600 metros. Allí también guardan los botes tanto del equipo de remo como el de canoaje.

¿Cómo se llegó a la alternativa de Nordelta? Después de los reclamos de los dirigentes a las autoridades, según Concilio, la respuesta fue: "La pista es inviable, vayan a remar a otro lado".

Así fue como se pensó en Nordelta. Pero el lugar no está del todo preparado para la actividad. "Los botes los ponemos en el piso y se dañan, los baños químicos los solventamos nosotros y la Federación Argentina se está endeudando porque no recibimos ni un peso por parte del ENARD y la Agencia de Deportes".

Desde 1985, un problema sin resolver

La gente que lleva toda una vida en esto recuerda que el primer problema ocurrió en 1985, cuando se desató una tormenta nunca antes vista en la zona. Para que la acumulación de agua sea menor, se decidió quebrar la compuerta de contención (luego se comprobó con datos que no hacía falta romperla) y jamás nadie hizo nada para recomponerla. Hoy, a causa de esa decisión, la basura transita y pasa por ese lugar todos los días. La inversión aproximada que se debe ejecutar para el saneamiento definitivo es de 12 millones de dólares, una cifra inalcanzable para las entidades gubernamentales y estatales en estos tiempos actuales

Concilio pasa del disgusto a la pena cuando habla. Recuerda que comenzó su vida arriba de los botes en 1973 y se descargó con los funcionarios políticos: "Actualmente estamos en un conflicto crítico con ellos. Aún esperamos una respuesta del ingeniero Diógenes de Urquiza Anchorena (encargado de la Agencia Nacional del Deporte) por el proyecto presentado en 2018 con el fin de recuperar por completo la zona insalubre del río". Y completa: "La solución definitiva es cerrar la pista y volver a dragarla (limpiarla profundamente), porque el agua sucia ingresa por el fondo. pero a este paso, en cualquier momento desaparece el remo en Tigre".

El prosecretario de la Asociación, Daniel Gasparrini, ofrece otras soluciones parciales. "Los dirigentes se tiran la pelota unos a otros porque nadie quiere hacerse cargo de atenerse a las consecuencias posteriores en caso de alzar la voz con una posible solución. Una respuesta eficaz es hacer un vertedero de 1,20 metros con una abertura para cerrar la cancha de una vez por todas". Y agregó: "Es muy barato, el agua pasa por arriba y, si no se logra resolver, habrá 10 clubes que no podrán practicar. Claramente esta eterna problemática la deben terminar y ponerse de acuerdo los intendentes, los distintos municipios, la gobernación y la gente de hidráulica".

Así se competía en 2018

Los clubes, los más afectados

Tal es la importancia de la cancha nacional que de los 44 clubes de remo que hay en la Argentina, más de la mitad son del Tigre y de los barrios aledaños. Estas instituciones se ven perjudicadas, no sólo por la condición de la misma. Entre la crisis del país y las casi nulas posibilidades de utilizar la pista, hay menos torneos y están en bancarrota. No reciben ayuda alguno de los entes estatales. Para citar un ejemplo de la dramática situación, en la regata llevada a cabo en Potrerillos hace algunas semanas, sólo dos equipos se presentaron.

Pero además, la chance de Nordelta, esa de la que se benefició el seleccionado, no es para todos. "La pista de Nordelta está restringida únicamente para la práctica de la selección argentina". Y el arreglo, por ahora, sólo alcanza la preparación para los Panamericanos de Lima 2019. El futuro es incierto. Concilio amplió: "No hay nada firmado, es todo de palabra. Lo gestioné yo a través del club de remo Nordelta, porque ellos se afiliaron hace un año y medio. Por ahora son notas formales de ida y vuelta pidiendo autorización para que ingresen los entrenadores y atletas de la delegación nacional y que puedan usar el espejo de agua".

El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta
El equipo argentino de remo se entrena en la pista de Nordelta Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

Los fondos destinados

La coordinadora técnico-deportiva Paula Gergo y el representante de prensa y comunicación Alejandro Manzanares, ambos miembros del Enard, confirmaron que, según la planificación 2019, el aporte monetario de la entidad hacia los deportistas aficionados y adaptados se divide en los siguientes valores:

  • Becas para atletas y entrenadores: 5.200.000 pesos.
  • Cobertura médica para los remeros y directores técnicos: 904.000 pesos.
  • Apoyos económicos para competencias y preparación en la Argentina y en el exterior: 13.700.000 pesos para el remo convencional y de 550.000 pesos para el remo adaptado.
  • No hay presupuesto destinado al mantenimiento de la infraestructura.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.