La reina Simone Biles: ganó cinco oros en Stuttgart y rompió el récord de medallas en mundiales

Este domingo, Biles obtuvo el oro en la viga de equilibrio y en suelo
Este domingo, Biles obtuvo el oro en la viga de equilibrio y en suelo Fuente: Reuters
(0)
13 de octubre de 2019  • 22:50

Simone Biles es sinónimo de perfección. La gimnasta de los Estados Unidos atrapó todas las miradas del Mundial de Stuttgart al cosechar un total de cinco medallas de oro por las pruebas de All Around, salto, suelo, viga de equilibro e individuales. Así, alcanzó las 25 medallas mundialistas (19 oros, tres platas y tres bronces) y rompió un nuevo récord como la gimnasta con más medallas en los mundiales. El sábado pasado, Biles ya había igualado el número de medallas obtenidas por el bielorruso Vitali Scherbo, con 23, pero en la última jornada de acción oficial, se impuso en las competencias de viga de equilibrio y suelo, y así se trepó a lo más alto. "Es verdad que es mucho. A veces me pregunto cómo lo hago, me gustaría poder salir de mi cuerpo y verme con mis propios ojos", se emocionó, sin dejar de sonreír.

Nacida en Columbus, Ohio, se subió a su primer podio ayer luego de imponerse con 15.006 puntos en la final de viga de equilibrio, donde eligió un desmonte simple en lugar del doble-doble que realizó en campeonatos previos. Aquí, la joven de 22 años realizó 6700 puntos en la categoría dificultad, sobre un máximo de 7000. Ese desmonte es un punto de irritación para Biles, que introdujo el doble-doble esta temporada y vio esa maniobra bautizada con su nombre en el torneo, pero entiende que la Federación Internacional de Gimnasia no recompensa esa riesgosa maniobra con el puntaje adecuado. "No vale la pena (esa dificultad) por la décima de punto extra. Lo siento", lamentó.

Luego llegó el momento de la final de suelo donde consiguió 15.133 puntos y así sumó la impactante medalla número 25, la quinta en su cuenta personal en este Mundial. La única final a la que no accedió Biles fue a la de barras asimétricas, donde terminó quinta y fuera de la definición.

"No podía sentirme más emocionada por la actuación que he tenido en este campeonato mundial", expresó Biles, que le restó trascendencia al récord de medallas. "No me interesan los números", afirmó la gimnasta estadounidense. Previamente, había conquistado el oro por equipos el martes, el oro en el individual general el jueves, y el oro en salto el sábado.

La campeona no deja de ampliar el récord de oros mundiales que ostenta desde 2018. Nunca una gimnasta había conquistado más de doce medallas doradas, una cifra que Biles superó con contundente holgura. Solo se le resisten las barras asimétricas, único aparato en el que nunca ha sido campeona del mundo.

El crecimiento de Simone no fue sencillo. La madre de Biles, según AFP, tenía "dependencia al alcohol y a la droga", lo que provocó "idas y venidas de la cárcel. Ella y sus tres hermanos fueron enviados a familias de adopción, explicó la joven, en la TV estadounidense, en 2017. "Nunca pude contar con mi madre biológica. Recuerdo que siempre tenía hambre, miedo", confesó. "Mis abuelos me salvaron", amplió sobre Nellie y Ron Biles, a los que considera sus padres y que cambiaron el destino de su vida, adoptándola, junto a su hermana pequeña, mientras que los otros dos fueron a la casa de otros miembros de la familia.

A los ocho años, Simone se encontró con Aimee Boorman, la entrenadora que la llevaría a la cima, "su segunda madre". Bajo su ala se convirtió, con 16 años, en campeona del mundo por primera vez, en 2013. Tres años después conquistaría cuatro oros olímpicos, más un bronce, en los Juegos de Río. Boorman se trasladó a la Florida y Biles comenzó a entrenarse con los franceses Laurent Landi y Cécile Canqueteau-Landi, tras tomarse un año postolímpico sabático.

En enero de 2018 Biles reveló otra herida íntima: forma parte de las más de 200 víctimas de Larry Nassar, antiguo médico del equipo estadounidense condenado por todas estas agresiones sexuales cometidas durante 20 años. Después de romper su silencio, no dudó en denunciar públicamente la pasividad de las autoridades deportivas. "Esa experiencia horrible no me define. Soy mucho más que eso. Soy única, inteligente, talentosa, motivada y apasionada. Me prometí que mi historia sería mucho más grande que eso", narró, con los ojos humedecidos, pero firme. Peleando por dejar su huella.

Impresionante: la plasticidad de Biles en esta imagen durante la jornada del domingo en Stuttgart
Impresionante: la plasticidad de Biles en esta imagen durante la jornada del domingo en Stuttgart Fuente: Reuters

Así quedó la tabla de gimnastas con más medallas mundialistas

  • Simone Biles (Estados Unidos) 25
  • Vitaly Scherbo (Belarús) 23
  • Kohei Uchimura (Japón) 21
  • Svetlana Khorkina (Rusia) 20
  • Eizo Kenmotsu (Japón) 15
  • Gina Gogean (Rumania) 15

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.