Las Panteras, ante una posibilidad histórica en el Preolímpico de Bariloche

El voleibol femenino busca entrar por primera vez en un Juego Olímpico; para la capitana Nizetich "el objetivo está muy claro, sabemos que es ahora o nunca”
Macarena Tomasini
(0)
4 de enero de 2016  • 17:18

SAN CARLOS DE BARILOCHE - La oportunidad está muy cerca. Ya el seleccionado argentino de voleibol masculino consiguió su pasaje a Río de Janeiro; ahora, son las mujeres -Las Panteras- las que intentarán ingresar por primera vez en un Juego Olímpico. Para ello, deberán salir victoriosas del Preolímpico que se disputará del 6 al 10 del actual en el gimnasio Pedro Estremador de esta ciudad, en el que se enfrentarán con Chile, Venezuela, Colombia y Perú, con una solitaria plaza en juego. En camino hacia esa esperanza, y antes del estreno, la capitana Yamila Nizetich asegura: "El equipo está con ganas, nos conocemos hace muchos años y sabemos cómo jugar juntas".

-Este año las Panteras compitieron en el Grand Prix, la Copa Panamericana, los Juegos Panamericanos, el Campeonato Sudamericano, el clasificatorio a la Copa del Mundo en Comodoro Rivadavia y la Copa del Mundo en Japón. En tu caso, también la Liga de Turquía en la que competís. ¿Se siente el trabajo de todo el año? ¿Suma o resta?

-Se siente, sí. Suma en experiencia porque el equipo jugó todos esos torneos. Resta físicamente, porque obviamente aparecen lesiones, y tanto entrenamiento, viajes, cambios de horario, diversidad de comidas, te empiezan a afectar. Pero estamos acostumbradas, sabíamos que estaba la clasificación a los Juegos Olímpicos este año y que teníamos que usar este tiempo para armar el equipo y plantarnos a jugar contra cualquiera. Lo califico más positivo que negativo.

-Al no tener margen de error. ¿Cómo se encaran los partidos sabiendo que en 3 o 5 sets la victoria tiene que ser de ustedes?

-La mayoría tenemos experiencia en estas instancias porque jugamos en Europa. Además, con la selección estamos constantemente pensando y trabajando para este tipo de competencias. El objetivo es ganar, totalmente. Guillermo (por Orduna, el DT) nos obliga a jugar mentalmente set por set.

-¿Se nota la diferencia entre las jugadoras que juegan afuera y las que compiten en la Liga Argentina?

-Sí, se nota. Sin desmerecer el nivel. Afuera tenemos ligas que duran diez meses, con pretemporada, en la que se juega todos los fines de semana. A veces toca viajar y jugar la Copa de Europa. La Liga Argentina dura dos meses, tiene otro ritmo, otro nivel y obviamente se siente la diferencia. Lo bueno es que las que juegan en el país estuvieron entrenándose con Orduna antes que volviéramos de Europa, y están a la altura de esta competencia.

-¿Cómo está el equipo anímicamente?

-El equipo está con ganas. Por más que juguemos un Mundial, Grand Prix u otro torneo, esto es único. Llegó el momento, estamos todas súper motivadas y muy concentradas. El objetivo está muy claro y sabemos que es ahora o nunca. Se dio esta instancia que es jugar en la Argentina, sin Brasil, con mucho cariño de la gente y la organización es increíble. Por eso mismo estamos tan concentradas, porque no nos preocupamos por otra cosa que no sea jugar. El grupo está bien, sin lesiones, enteras.

La experiencia en Turquía

Yamila Nizetich emigró a Europa a los 17 años, pasó por el voleibol de España, Francia, Alemania y compite desde hace tres temporadas en Turquía, donde vive con su marido, el preparador físico de su equipo. Nació en Córdoba, es profesional desde los 15 años y es la única mujer de tres hermanos. Fue capitana cuando estaba en las categorías menores y juveniles y desde el 2013 lo es en mayores. Para ella, su fortaleza es "estar siempre a disposición del equipo" esté fuera o dentro de la cancha.

-¿Cómo es la vida en Turquía? ¿Cómo fue el proceso de adaptación al idioma, la cultura y tus propias costumbres que llevaste desde acá?

-Fue duro, pero pasar antes por otros tres países lo hizo distinto. A una lo asusta que sea una cultura muy fuerte, pero es uno de los mejores lugares donde estuve. Me encanta. Que mi marido trabaje en mi equipo lo hace aún más disfrutable. El club me dio una casa, un auto, me brinda muchas facilidades. Al ser el tercer año que estoy allá, aprendí el idioma un poco, puedo entender, y ellos algo me entienden. A veces hago la que no entiendo (bromea). Estoy feliz jugando allá.

jld

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.