El Chapa Retegui: "A mí dame a esa Leona que cambió el puf por volver a entrenarse temprano"

Las Leonas enfrentan a Australia en Holanda por la Pro League
Las Leonas enfrentan a Australia en Holanda por la Pro League Fuente: LA NACION
Gastón Saiz
(0)
27 de junio de 2019  • 07:00

Las Leonas volvieron a convivir con esa agradable sensación de figurar entre las cuatro mejores selecciones de un torneo FIH. Aceptaron el nuevo experimento de la Pro League, que desafía a viajar a distintos rincones del mundo en el primer semestre, y llegaron hasta las semifinales, donde hoy cayeron ante Australia 4-3 por penales, luego del 1-1 en el tiempo regular. El sábado se medirán con Alemania por el tercer puesto, mientras que la definición estará a cargo de Holanda ante las oceánicas.

Carlos Retegui asumió en la selección femenina de hockey sobre césped a principios de este año. En su tercer ciclo al mando del equipo metió mano y movió piezas: potenció a algunas que venían del período de Agustín Corradini, descartó a otras y alentó el regreso de varias históricas. Desde Amstelveen, el Chapa espera el encuentro ante las Hockeyroos con expectativa, aunque no pierde de vista que el principal objetivo de este año es la clasificación para los Juegos de Tokio 2020, a través de los Panamericanos de Lima 2019.

-Desde que volviste a tomar al equipo hasta hoy, clasificado de antemano para la Grand Final de la Pro League, ¿cuánto creció y en qué aspectos?

-Fue evolucionando día a día y sumamos 38 puntos en 16 partidos, después de 10 victorias, 4 empates con el punto extra de los penales y las derrotas con Holanda de local y visitante. Creemos que estamos en el camino correcto, pero todavía estamos viendo dónde rinde mejor cada jugadora, en el intento de encontrar el equipo con un objetivo claro, que son los Panamericanos de Lima 2019.

-¿Qué atravesaron hasta ahora en esta Pro League?

-Fue durísima desde el punto de vista emocional, pero haber llegado a esta definición es un premio a la entrega del equipo, después de un gran primer semestre. Hay que pensar que éste es un seleccionado completamente nuevo, porque del proceso anterior quedaron muy pocas jugadoras. Ahora resta lo más lindo, que es la Grand Final.

-¿Qué falta para encontrar el ideal, algo que habías alcanzado con las Leonas en el Mundial de Rosario 2010?

-El techo del equipo es todavía muy alto, porque recién empezamos y no tuvimos tantos días de trabajo en grupo. Faltó tiempo debido a que hicimos dos viajes a Córdoba, tres a Rosario, más los traslados a Nueva Zelanda, Australia, China, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y ahora Holanda, Bélgica y de nuevo Holanda. Creo que aquel nivel que alcanzamos en el Mundial 2010 podríamos sentirlo recién en Tokio 2020, después de un año de trabajo todos juntos. En este contexto, hay que tener en claro cuáles son las jugadoras que poseen el chip de Leona en la sangre, aquello que las lleva a darlo todo a cambio de nada. Es una cuestión de entrega y de actitud, que no se negocia. Solo después de que sepamos bien quiénes sean esas 22 o 23 jugadoras tras el pasaje a los Juegos Olímpicos, proyectaremos un equipo como el de Rosario 2010 o el de los Juegos de Londres 2012.

-Argentina, Holanda, Australia y Alemania ¿Qué tan parejos son estos cuatro semifinalistas y cómo imaginás la definición de la Pro League?

-La realidad es que hoy, Holanda aparece un escalón por encima del resto. Lo ha demostrado en los resultados y es el equipo que más ganó en esta Pro League. Y que además es el último campeón del mundo y del Champions Trophy. Es un seleccionado que tiene jugadoras que juegan juntas desde hace cinco años y que sufrió algunos traspiés fuertes, como perder la final olímpica de Río 2016 y la Copa de Europa ante Inglaterra. Pero quizás eso les sirvió para ser hoy sólidas y confiables.

Julieta Jankunas, en un partido reciente frente a Australia
Julieta Jankunas, en un partido reciente frente a Australia Fuente: Télam

-¿Qué relevancia le dabas a un eventual título de la Pro League y en un año enfocado a la clasificación a Tokio a través de los Panamericanos?

-De por sí es importante que las Leonas vuelvan a ser parte del grupo selecto que juega semifinales de un torneo transcendente, donde todos los equipos participan con las mejores alineaciones, como ocurrió en este certamen. Pero el objetivo primordial en 2019 es la clasificación a los Juegos Olímpicos.

-¿Qué señales te está dando el grupo a nivel convivencia y desde qué lado promueven la motivación del equipo?

-Entendemos que el equipo tiene voluntades, calidad e intenciones. Pero lo que a la selección no le puede faltar nunca es la actitud en el entrenamiento, a darlo todo y a entregarse por completo. Ahí está la motivación. La jugadora que entiende que hay que vivir el "Mundo Leona" de esa manera está en el camino correcto. Y la que no lo entienda, perderá su lugar. Cuando en el deporte se habla de "sacrificio", sacrificio es en realidad el chico que está internado en el Garraham, no nosotros, que estamos acá y que nos entrenamos en doble turno y en el gimnasio. Es un lindo esfuerzo, somos deportistas, vamos a jugar un partido y creemos que todo consiste en disfrutar. No hay que perder de vista esa sensación de disfrute que te da la alta competencia.

Un festejo compartido entre Albertarrio, DElía y Rebecchi
Un festejo compartido entre Albertarrio, DElía y Rebecchi

-¿Cómo fuiste evaluando los regresos de varias jugadoras históricas?

-Las jugadoras grandes son muy importantes, como todas. Pero bueno, les damos un valor superlativo a las que tienen experiencia, junto con ese compromiso de aquello de darlo todo. A mí dame a esas jugadoras que ya le dieron la vuelta a su vida deportiva y cambiaron el puf para volver a poner el despertador temprano con la idea de entrenarse al Cenard. Dámelas porque sé que van a rendir. Es el caso de Rebecchi, D'Elía, Luchetti, Barrionuevo, Kañevsky.... Bienvenidas sean si están comprometidas y con ganas de contagiar alegría al grupo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.