Los árbitros y un presente entre escándalos e internas

"Hay que recuperar la credibilidad", dice Baldassi; "El momento es muy delicado", afirma Marconi; los jueces sufren hoy denuncias de la AFIP, cruces por nombramientos en puestos internacionales y por el sistema de designaciones
Carlos Beer
(0)
1 de julio de 2015  

Es una mala costumbre: desde hace décadas el referato argentino muestra serias divisiones. Por un lado, de estilos. Por otro, de gremios. Todo esto hace que los encargados de impartir justicia convivan en medio de constantes peleas y en una escalada de luchas de ambiciones que nunca cesan. En la actualidad, mientras en el ámbito nacional la AFIP investiga a algunos jueces por irregularidades en sus patrimonios, en el internacional se reavivan las internas para ocupar un puesto en la Conmebol y por los conflictos en la AFA.

Desde la AFIP explotó una bomba hace una semanas: Echegaray le pidió a la AFA que tres árbitros investigados por sus cuentas, Pablo Lunati, Diego Ceballos y el asistente Javier Uziga, no dirijan hasta que su situación con el fisco se aclare. La otra bomba estalló a partir de unas escuchas telefónicas del canal América, que provocaron la salida de Abel Gnecco de la Confederación Sudamericana, afectado por la polémica que se generó tras conocerse sus comuniaciones con Julio Grondona. En su reemplazó se nombró a Miguel Scime, pero esa elección no trajo paz. Más bien todo lo contrario. Fuentes de la entidad continental y de la AFA confiaron que el elegido superó a Francisco Lamolina y Héctor Baldassi, que movieron muchos contactos para lograr quedarse con el codiciado cargo. Ayer, el cordobés mostró su enfado por la designación: "Me río del reemplazante, no es la solución. Si la persona que se encarga del arbitraje no tiene una trayectoria, es muy difícil que pueda transmitir". Y agregó a ESPN: "Creo que Scime no es el adecuado para reemplazar a Gnecco. Deberían hacer un análisis profundo de quién trabajó y quién no".

Pero Baldassi no se quedó sólo en lo que sucede en el plano internacional. Como referente de una época del arbitraje (fue el representante argentino en Sudáfrica 2010), dio su punto de vista sobre la actualidad local: "Tenemos que hacer un análisis profundo de que el arbitraje no pasa un buen momento. Me entristece lo que le pasa en el fútbol argentino y sobre todo en los arbitrajes. He vivido de él y me ha hecho ser alguien en la vida. Por eso, quiero que se aclare todo por el bien del fútbol y los que hemos hecho nuestra trayectoria vinculada a él. Que haya transparencia, que no esté todo opacado, que podamos hablar de fútbol y no de cuestiones con otro trasfondo que no nos dejan hacer análisis profundos. Hay que recuperar la credibilidad".

Las internas tienen un punto de discordia determinante en el sistema de designaciones. Desde una vereda, la Asociación Argentina de Árbitros (AAA) y los dirgentes de la AFA ven con agrado elegir los referís de cada fecha a dedo, lo que quedó expuesto a raíz de los escándalos de las escuchas, que potencian el descreimiento existente con la transparencia del sistema. Del otro lado está el Sindicato de Árbitros de la República Argentina (Sadra), que quiere que todo vaya a sorteo. Hasta ahora hay un intermedio con un sorteo limitado. Se emparejan dos partidos en cuanto a trascendencia y a dos árbitros en torno a su nivel, se realiza el sorteo y cuando un juez es designado para uno de los juegos el otro imparte justicia en el restante. Esto puede cambiar desde la reanudación del torneo, en el segundo semestre del año.

Antes de su designación internacional, Scime, desde su rol de de titular de la Dirección de Formación Arbitral, señaló: "Lo ideal sería poner a dedo como lo hace FIFA, según rendimientos y merecimientos, pero eso en nuestro país no se puede. Nuestra idiosincrasia no ayuda a eso". Así se sinceraba después de una reunión que tuvo la semana pasada, en la AFA, con el presidente Luis Segura y los titulares de los gremios. Federico Beligoy (AAA) y Guillermo Marconi (Sadra).

"Es un momento muy difícil para todo el futbol y el arbitraje. Si el mensaje para nuestros árbitros es el que baja de la Copa América, estamos perdidos. Como si acá se jugase otro deporte distinto al de Europa. Lo que hicieron con Neymar en el partido con Colombia fue una cacería. No podemos dejar que eso pase en el fútbol argentino y hay que proteger al habilidoso", comentó Marconi a LA NACION anoche, desde Concepción, poco antes del partido de Argentina ante Paraguay. Su gremio le inició una denuncia penal a José Cereza, ex presidente del Consejo Federal, que quedó expuesto en escuchas con Grondona de favorecer supuestamente a Estudiantes, de San Luis.

Pero en el tema designaciones se percibe claramente la disparidad de criterios. "Hablé con Segura y están viendo qué harán. Confío en que van a realizar una reestructuración", comentó Marconi. "Se planteó cambiar el método de sorteo para que sea más amplio. Nosotros no teníamos objeciones en mantener todo como estaba", afirmó Beligoy.

Escándalos e internas. De eso vive hoy nuestro arbitraje.

Néstor Pitana firmó una nota en apoyo a Amarilla

Néstor Pitana, junto con otros 29 árbitros de la Conmebol, firmó una nota de apoyo al paraguayo Carlos Amarilla, sospechado de haber ayudado a Boca en los octavos de final de la Libertadores 2013 ante Corinthians. En la nota los árbitros aseguran que los cuestionados son "personas dignas" y piden una investigación, indicó Globo Esporte. Por su parte Miguel Figueredo, directivo de la Asociación Paraguay, dijo: "Me gusta que salga todo a la luz, que se transparente y sea para bien. Que las cosas turbias desaparezcan".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.