Los Pumas conviven en un entorno familiar, a pesar de la larga distancia