Los Pumas deben pensar más en recuperar el estilo que en el sorteo

La derrota con Escocia desnuda un presente pálido; antes que pensar en el ranking para el Mundial urge recuperar una base confiable
Alejo Miranda
(0)
20 de noviembre de 2016  

Ortega Desio intenta avanzar, con el respaldo de Isa, en uno de los esporádicos avances por sorpresa de los Pumas
Ortega Desio intenta avanzar, con el respaldo de Isa, en uno de los esporádicos avances por sorpresa de los Pumas Crédito: Villarpress

Hay asuntos más urgentes que el sorteo del Mundial. Hay asuntos que deben resolverse cuanto antes, para que el futuro -antes y después del Mundial de Japón 2019- no sea hipotecado. Hubo señales, hasta no hace tanto tiempo, confiables, seguras. Los Pumas viven en el concierto de las naciones, se sienten casi, casi, en el mismo escalón. Sin embargo, algunas cuestiones hay que revisar: se repiten los errores, que derivan en derrotas dolorosas.

Los Pumas perdieron con Escocia por 19-16, con un penal en la última jugada del partido, una derrota que lo deja fuera de los ocho primeros del ranking de la World Rugby y le avizora un grupo complicado en el sorteo para el Mundial de 2019.

Es simple: al no estar entre los ocho primeros preclasificados, el equipo argentino deberá enfrentarse necesariamente con dos selecciones que son potencia, lo que complicaría su acceso a las ruedas finales. Para volver a estar entre los ocho primeros, deberá ganarle el próximo sábado en Londres a Inglaterra y aguardar otros resultados, en la ventana de noviembre y el Seis Naciones. Pero ya no depende de sí mismo. El tercer encuentro de la gira que comenzó con una victoria sobre Japón (54-20),en Tokio, y siguió con derrota con Gales (24-20) en Cardiff, se desarrolló en el formidable estadio de Murrayfield, en Edimburgo. Parejo, áspero y con muchos errores, se definió en tiempo de descuento con un penal que convirtió Greig Laidlaw, medio scrum y capitán.

Los Pumas jugaron mal en el primer tiempo, parcial que perdieron 6-3, pero mejoraron la fluidez en el segundo y con otra determinación para atacar pasaron al frente; primero por 13-6 con un try de Matías Orlando, y luego 16-13 con un penal de Nicolás Sánchez.

Hace tiempo que el equipo nacional replica errores en el juego de manos y comete infracciones evitables, lo que les costó dos penales en contra y la derrota. Hace rato que ingresó en un túnel desconocido, híbrido en su juego, que no les permite definir los partidos en los momentos favorables, tal como le sucedió en recientes encuentros por el torneo Rugby Championship (Cuatro Naciones) ante las potencias del hemisferio sur.

Para el coach Daniel Hourcade, permanece la deuda de ganarle a Escocia: bajo su conducción los Pumas perdieron en Córdoba en 2014 (21-19), en Edimburgo en 2014 (41-31) y nuevamente ayer, en otro golpazo.

Los Pumas cerrarán su gira el próximo sábado, en Londres, en el célebre estadio de Twickenham. Antes, debe revisar estas cinco cuestiones esenciales.

1.- Será muy difícil ingresar entre los ocho mejores. No sólo por probabilidades externas: el propio juego no ofrece garantías. Más allá de que el próximo rival está en un momento espléndido (Inglaterra es el único invicto del año).

2.- El juego está lejos de lo que se logró en el Mundial de Inglaterra e incluso del último Rugby Championship, más allá de las derrotas. El equipo debe recuperar carácter y rebeldía rápidamente.

3.- Se insiste en el concepto: si no crece en intensidad, si no evita los errores que se sostienen y si no recupera la voracidad ofensiva, sufrirá con cualquier adversario, más allá del escalafón futuro, del sorteo. De norte o sur.

4.- No tiene fluidez el equipo, salvo en el instante del único try. Las fallas de la defensa son constantes, como en el tackle errado de Orlando, que derivó en el festejo escocés. Recuperar la concentración global, más allá de los pequeños detalles.

5.- Escocia se llevó el triunfo, más allá del penal que cometió Leguizamón, cuando la Argentina estaba cerca de la otra frontera, con la posesión. Todo un símbolo: cuando más cerca está, más lejos queda.

Italia dio la sorpresa

Los All Blacks se tomaron el desquite

Un día inolvidable para Italia, que derrotó a los Springboks por 20-18. Nueva Zelanda, tras la derrota ante Irlanda en Chicago (29-40), se tomó revancha y ganó en Dublín (21-9). En los otros test, Inglaterra arrasó a Fiji (58-15) y Australia venció 25-23 a Francia, en París.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.