Mario Leyes edificó su logro desde la eficacia

Pese a correr casi dos meses menos por distintas lesiones, dominó entre los jinetes por primera vez, en 2012
Juan José Martínez
(0)
10 de enero de 2013  

LA PLATA.- Tras ser segundo de Gonzalo Hahn dos años consecutivos, Mario Leyes se cobró revancha en 2012 y, por primera vez, ganó la estadística de jockeys del Bosque. Y con una particularidad: sus 132 primeros puestos, 19 más que su ahora escolta, los alcanzó en poco más de diez meses.

"Es una enorme satisfacción este logro. Al comienzo de la temporada, uno desea ganar la mayor cantidad de carreras posibles, pero no se piensa en la estadística. Sabía que para lograrla necesitaba correr lo máximo posible y tener la suerte de no accidentarme", comentó el jinete, que el 19 de noviembre pasado cumplió 15 años en las pistas.

Una parte de la idea se cumplió, montando más de 700 ejemplares en La Plata, pero no pudo evitar los golpes. "Mi año comenzó el 12 de febrero, cuando gané el día de mi regreso, a tres meses de haberme fracturado la mano izquierda en Palermo. Y el 6 de diciembre, también en ese hipódromo, volví a lesionarme y desde entonces no pude competir más", recuerda. La eficacia marcó la diferencia para sostener el primer lugar.

-¿En qué momento pensó que podía ganarla?

-Cuando empecé a despegarme a principios de noviembre, pensé seriamente que se me podía dar. Allí comencé a ilusionarme, aunque con cautela, porque Gonzalo es un gran jinete y gana mucho. A mí me dieron caballos con mucha chance, hice bien los mandados y pude hacer una diferencia que no logró revertir cuando quedé de a pie.

-¿Cuál fue la clave para conseguirla?

-Es necesario estar muy bien montado. Y tuve la suerte de que, pese a las lesiones, pude correr la mayor parte del año. Los que elegimos esta profesión sabemos que convivimos con el riesgo. Soy un agradecido a Freddy Mattei, del stud Rincón de Piedra, que me confía la mayoría de sus ejemplares, y a cada uno de los entrenadores y propietarios que me ofrecieron caballos para lucirme. Para ganar esa confianza, hay que trabajar todos los días; es fundamental para obtener buenos resultados. Un buen profesional no debe pensar sólo en una tarde de carreras.

-Y en lo personal, ¿qué es lo que más influye?

-El apoyo de la familia. Uno casi no está gran parte del día en la casa, por eso tengo que valorar a mi señora, Cynthia, y a mis hijos, Benjamín [8 años] y Jeremías [6]. Los chicos se entusiasman cuando me ven arriba del caballo y si deciden seguir mis pasos, no me opondría.

-¿Tiene más responsabilidad ahora por lo que consiguió?

-No. Es la misma que tuve y tendré siempre. Es una gran satisfacción, especialmente por la cantidad de excelentes jockeys que hay, pero la responsabilidad no cambia. Ésta es mi pasión. Y tengo que responder a la confianza de los muchos que creen en mí.

En las próximas semanas, ya será parte del pasado una distensión en la rodilla derecha y Leyes volverá a montar. "La estadística quedó atrás. Ahora hay que pensar en tener una temporada similar a la que pasó", dice.

Si repite el triunfo en la tabla anual, otra vez será sin participación a tiempo completo. Y no se tratará de una cábala de este mendocino de 32 años.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.