Las frases de Demichelis sobre el futuro de Messi en la selección y cómo se sorprendía Klose por los amistosos FIFA

Martín Demichelis con su hijo y Lionel Messi en el estadio Monumental
Martín Demichelis con su hijo y Lionel Messi en el estadio Monumental Fuente: Reuters
Diego Borinsky
(0)
16 de noviembre de 2018  • 23:59

Con Lionel Messi comenzaron a ir a la Selección Mayor casi al mismo tiempo, en 2005. En el Mundial 2010, ante Grecia, el mismo día en que Demichelis metía su único gol en una Copa del Mundo, el crack se ponía por primera vez la cinta de capitán en la Selección, porque la mayoría de los titulares descansaban.

-¿Te acordás de la primera arenga de Messi como capitán de la Selección, ante Grecia, en el Mundial 2010?

-Leo viene de un club donde la arenga no forma parte de su filosofía. En Barcelona habla el entrenador en la semana y salen a jugar sin tener que pegar esos gritos que pegamos nosotros. Cuando Paolorroso, el PF de Martino, pegó un par de gritos apenas llegaron a Barcelona, lo agarró Piqué y le dijo: "Perdón, Profe, pero esto acá no va". Leo nunca fue de pegar gritos. "Vamos muchachos", por ahí decía en su tono. Román era igual: jamás hablaba en la manga, no le gustaba vender humo, después en la cancha te marcaba todo.

-¿En el Bayern cómo era?

-Hablaba el entrenador y escuchábamos callados; sabíamos lo que había que hacer. Con van Bommel capitán y yo subcapitán, nos abrazábamos todos antes de empezar los partidos. Nos mirábamos y a la cuenta de 3, decíamos: "Patapim patapum patapam", ja, ja, ja, esa era nuestra arenga, una boludez gigante, y parecía que decíamos algo importante. Así ganamos un montón de títulos y llegamos a la final de Champions. ¡Cómo nos reíamos!

Martín Demichelis y Messi en un paso por la peluquería, previo al casamiento del 10
Martín Demichelis y Messi en un paso por la peluquería, previo al casamiento del 10 Fuente: AFP

-¿Es difícil entrarle al Messi persona, cómo es?

-Leo es introvertido, pero en la intimidad suele hacer chistes, se divierte, es muy amigo de sus amigos. Creo que maduró al ser padre y se hizo más líder. Me saco el sombrero con Leo, porque más allá de todo lo que ganó, sigue manteniendo modales de grandeza, de gratitud, es 100 por ciento terrenal y muy humilde. Es imposible escucharlo en una entrevista hablando de sus goles, títulos y Balones de oro, es cero ostentador.

-¿Vos le recomendaste tu nutricionista?

-Se dio porque Leo estaba cansado de los vómitos y la diarrea. Es difícil aconsejar a alguien con tantos dones y cambiarle hábitos de alimentación, pero la grandeza de Leo reside también en que está abierto a reinventarse. Por suerte lo consultó y empezó con una desintoxicación que enseguida le sacó esos síntomas.

-¿Creés que va a volver a la Selección?

-Si queremos que Leo perdure en gran nivel a esta edad, hay que ayudarlo, y la verdad que estos partidos de fecha FIFA son contraproducentes. En mis últimos años, por caso, no tenía la misma resistencia ni fuerza, porque en las últimas pretemporadas me reincorporaba tarde. Una vez que fui por un amistoso a Australia, Klose me decía: "¡¿Vas a viajar hasta la otra punta del mundo por un amistoso?!". No lo entendía. Volviendo a Leo, estos partidos no le aportaban nada, porque si le metía 5 goles a Irak, hubieran dicho "Ah, se los hizo a Irak". Creo que Leo se va a reincorporar más adelante. Ojalá.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.