Mohamed: lo que aprendió del básquet y el fútbol americano, y los técnicos que lo marcaron

Mohamed, junto con Basile, uno de sus referentes como entrenador
Mohamed, junto con Basile, uno de sus referentes como entrenador
Diego Morini
(0)
18 de enero de 2019  • 23:59

Más allá del fútbol, otros deportes despiertan la pasión de Antonio Mohamed . En su época de jugador reconoció que su admiración por el Gusano, Dennis Rodman, lo empujó a teñirse de rubio, pero ahora como entrenador le dedica parte de su tiempo a ver cómo la NBA evoluciona en su juego cada una de las franquicias, mientras que de la NFL lo apasiona ver cómo cada uno de los equipos diseña sus estrategias para anotar un touchdown.

El Turco se detiene por un segundo en la charla con LA NACION para mostrar un video que capturó en el AT&T Center de San Antonio, que tiene a Manu Ginóbili como protagonista. Un cierre ante Utah Jazz que terminó con una bandeja de zurda del bahiense. "Es un fenómeno, mirá cómo se mete en tierra de gigantes", dice Mohamed y suelta una carcajada.

–¿Te nutrís de otros deportes para ampliar tus conocimientos como entrenador?

–El básquet y el fútbol americano me gustan mucho, pero hoy con toda la información que hay es complicado aplicar estrategias de otros deportes que te ayuden a sorprender. La mayor sorpresa que podés dar es que con los mismos jugadores puedas cambiar el dibujo táctico durante un partido. River en un momento lo logró, con Ponzio [Leonardo] fijo y los demás se iban moviendo, se establece un desorden ofensivo que hace que el rival no te pueda encontrar. Eso es lo que a mí me gusta. Contra tanto orden, esa es la forma de desarticular las estrategias rivales. Eso buscaba en el Celta, pero bueno… Eso te puede dar un salto de calidad.

–¿Qué es lo que te gusta del básquet y del fútbol americano?

–Del básquet me gusta la velocidad del juego. Fue evolucionando mucho y todos los jugadores saben cómo desempeñarse en otros puestos de la cancha. Un tipo de más de 2 metros corre la cancha con un par de pasos y en 4 segundos. Y del fútbol americano me apasiona que cada jugada está pensada para llegar al gol. Hasta las defensivas muchas veces están diseñadas para eso. Cuando lo ves por TV podés sentir que es pesado, pero es apasionante cómo se piensa cada acción para anotar un gol.

De traiciones, goles fallados y los técnicos que lo marcaron

  • "Siempre pienso que nunca le voy a hacer daño a Huracán, pero en ese momento dentro del área yo quería hacer el gol (por el partido del Apertura 1991 entre Boca y Huracán). Entré a ese partido para ganarlo. Pero se generó un mito con esa jugada. En Huracán me aman y piensan que no lo quise hacer y en Boca dudan porque pensaban que soy un hijo de p... que los traicioné. Cargo con esa cruz (dice y suelta una carcajada). La realidad es que no pude controlar y hacerlo".

  • "Tres entrenadores me marcaron: el Coco Basile, por el manejo del grupo y por tener la palabra justa; Enrique Meza, por inculcarme cómo dignificar la profesión, y Ricardo La Volpe porque me enseñó de táctica. A La Volpe no lo tuve como técnico, pero aprendí más de él en una mesa de café que de cualquier otro entrenador que pude haber tenido"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.