Mundial 2030. En qué favorece a la Argentina que Chile se sume a la candidatura

Mauricio Macri y Sebastián Piñera, presidente de Chile, que se sumó a la candidatura
Mauricio Macri y Sebastián Piñera, presidente de Chile, que se sumó a la candidatura Fuente: Archivo - Crédito: Presidencia
Alejandro Casar González
(0)
15 de febrero de 2019  • 23:59

En la organización de un Mundial juega mucho más la política que el deporte. Las idas y vueltas de la candidatura sudamericana rumbo al torneo de 2030 son una muestra gratis. Empezó siendo exclusivo de Uruguay, el país que hospedó la primera realización, que ese año cumplirá su centenario. Se anexó Argentina, con más infraestructura y capacidad para cobijar a los 48 equipos y sus hinchas. La relación entre Mauricio Macri y Horacio Cartes (expresidente paraguayo) derivó en que los guaraníes se unieran a la iniciativa el año pasado, cuestión que derivó en un mini incidente diplomático con Uruguay. El último convidado fue Chile, luego de que Macri, Cartes y Tabaré Vázquez aceptaran el pedido de Sebastián Piñera , primer mandatario trasandino.

El anuncio fue más millennial que tradicional. En lugar de una conferencia de prensa en el Palacio de la Moneda, de Santiago, Piñera eligió Twitter. Luego hubo un comunicado conjunto. Nada rimbombante porque hay poco para mostrar. Apenas una página web (iniciativa2030.org) que ni siquiera tiene la bandera chilena. En rigor, el convite a Chile sirve mucho más puertas adentro que afuera. Su economía, al contrario que la argentina, está fuerte (2,6% de inflación en 2018; crecimiento de 3,9%) y, además, cuenta con varios estadios de primer nivel: acaba de organizar el Sudamericano Sub 20 y tuvo la Copa América en 2015. En los papeles, la llegada de Chile relaja las obligaciones de la Argentina, que iba a tener la mayor cuota de responsabilidad, de partidos y de inversión del trío (ahora cuarteto) organizador.

"Sabíamos que Chile iba a anunciar que se sumaba a la candidatura. Estábamos esperando que lo anunciara oficialmente. La Conmebol ya le comunicó a la FIFA que la postulación sudamericana tendrá cuatro países", contaron desde las oficinas de la Conmebol en Asunción. Nadie esperaba, sin embargo, un anuncio vía Twitter. Algo parecido dijo la AFA, que estaba al tanto de las negociaciones a nivel político entre los gobiernos de los tres países. Todo se terminó de confirmar luego de la reunión entre Macri y Vázquez cuyo tema principal fue la situación de Venezuela.

"Para mí, el Mundial de 2030 está vivo. Y para Argentina y Uruguay, me consta que también", había dicho Alejandro Domínguez , presidente de la Conmebol, en una entrevista con la nacion. Y al ser consultado por los problemas económicos que afectan, sobre todo, a la Argentina, el dirigente paraguayo fue tajante: "Si fuera por una cuestión económica, el fútbol sudamericano no se hubiera jugado nunca". Es decir que, por más millones que haya que invertir, los países que participan no se darán por vencidos.

El camino de los cuatro integrantes de esta iniciativa sigue el miércoles 20 de febrero en Punta del Este. Allí, en la costa uruguaya, se producirá el estreno de Chile en la mesa chica de los que quieren organizar el Mundial dentro de 11 años. "No están previstas más incorporaciones", deslizaron cerca del Comité Organizador Local (COL) de la postulación. Esa entidad tiene un CEO que rota todos los años. En 2018, ese cargo fue del empresario argentino Fernando Marín . En el COL también fueron claros y confirmaron que los responsables de aceptar o no nuevos países es potestad de los presidentes. Es decir, Macri, Tabárez, Abdo (sucesor de Cartes) y, ahora, Piñera. A ellos deberá convencer Evo Morales, quien ya lo ha intentado varias veces. "Digo con mucho respeto que quisiéramos acompañar también con dos o tres departamentos como ‘subsedes’. Debemos ver cómo juntarnos para garantizar este campeonato mundial de fútbol, a 100 años del primero", propuso el presidente boliviano en la Cumbre del Mercosur de diciembre del año pasado. Sin embargo, el grupo de los tres eligió como aliado a Chile. Y lo sumó al proyecto.

Luego de presentar su plan de factibilidad, y de que la FIFA apruebe la candidatura sudamericana a cuatro bandas, los países tendrán la prueba de fuego: saber quiénes pujarán también por el torneo de 2030. Europa ya adelantó que si el Reino Unido e Irlanda concretan su iniciativa de postularse, los apoyará. Desde Downing Street, sede del gobierno inglés, también adelantaron su apoyo si es que las asociaciones nacionales de Escocia, Irlanda del Sur, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte deciden presentarse. El visto bueno del Poder Ejecutivo es fundamental: se trata, en definitiva, del brazo político. "Si deciden ir para adelante, pueden contar con el total apoyo de este gobierno", dijo la primera ministra inglesa, Theresa May.

Por otro lado, Marruecos volverá a intentarlo. Y no debería descartarse una eventual postulación con España. Tendría el atractivo de ser la primera que una dos continentes: Europa con África. ¿Y China? Nadie sabe qué decidirá el gigante asiático. Por lo pronto, ya ubicó varias empresas en el escaparate de la FIFA. El gigante Wanda (que le puso su nombre al flamante estadio de Atlético de Madrid) es socio estratégico de la multinacional del fútbol. Mengiu Group, Vivo y Hisense son otras empresas de aquel país que estamparon su logo en el último Mundial, efectuado en Rusia. Si China se lo propone podría ser un rival de consideración para los sudamericanos. La confirmación podría darse en mayo próximo, cuando el presidente de la FIFA visite el país.

Ahora votan muchos más

El COL retomará sus encuentros bimestrales con sede rotativa el próximo 20 de febrero en Punta del Este. Allí continuarán avanzando acerca de la factibilidad de organizar el Mundial dentro de 11 años. Para participar de la contienda, la iniciativa de cara al 2030 tiene que plasmarse en una presentación oficial, con números, datos de inversión y de infraestructura. Por ahora, la principal virtud de Argentina-Uruguay-Paraguay-Chile 2030 es la conmemoración del centenario del primer Mundial, más allá de ser cuatro cunas de futbolistas irrepetibles.

Con rivales como los que saldrán a competir, no bastan ni la historia ni la celebración de los 100 años. Después de todo, ya no votan solo los integrantes del comité ejecutivo de la FIFA. Ahora, los encargados de determinar la sede son muchos más. Para conseguir la sede habrá que convencer a la mayoría de los 211 países miembros de la multinacional del fútbol.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.