Coronavirus. Cómo funcionan los controles antidoping virtuales mediante Zoom y FaceTime en Estados Unidos

Katie Ledecky, astro de la natación mundial y voluntaria para los nuevos controles antidoping: "Quiero que quienes compitan contra mí sepan que siempre estoy limpia, que estoy comprometida con esto, y espero que los demás lo estén también", destacó la deportista de 23 años.
Katie Ledecky, astro de la natación mundial y voluntaria para los nuevos controles antidoping: "Quiero que quienes compitan contra mí sepan que siempre estoy limpia, que estoy comprometida con esto, y espero que los demás lo estén también", destacó la deportista de 23 años.
(0)
18 de abril de 2020  • 15:30

Como a otras industrias, la crisis sanitaria del coronavirus paralizó al deporte mundial. Con los atletas en aislamiento, la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) puso en marcha un curioso proyecto de controles sin precedentes en el que algunos de los mejores deportistas olímpicos realizan en sus casas análisis de orina y sangre mientras son observados de forma remota, por medio de plataformas como Zoom y FaceTime.

Este programa de pruebas virtuales es único en el mundo, según destacó Travis Tygart, el CEO de la USADA, al diario USA Today. Se trata del proyecto Believe 2020 (Creer 2020), por el que la organización se puso en contacto con más de una docena de deportistas de elite, entre ellos las medallistas olímpicas Katie Ledecky y Lilly King, para que fueran voluntarios en el programa piloto, que durará en principio ocho semanas.

¿Cómo es el curioso método de control virtual? Los elementos para los exámenes son enviados a las casas de los atletas. Cuando el deportista recibe el llamado sorpresivo de un integrante de la USADA, toma sus muestras de orina y sangre, bajo la supervisión virtual de ese agente, las sella y luego las envía a un laboratorio acreditado para su análisis.

Lilly King, bicampeona olímpica y otra de las grandes figuras de la natación de Estados Unidos.
Lilly King, bicampeona olímpica y otra de las grandes figuras de la natación de Estados Unidos.

El atleta está obligado a tomar la muestra de sangre frente a la cámara, de manera que el oficial de control pueda observar todo el proceso. En tanto, en el caso de la orina, debe mostrar con un teléfono móvil, una tablet o una laptop el interior del baño donde recogerá la muestra. Y mientras realiza la orina, debe colocar el dispositivo fuera del baño, de manera de que se pueda controlar que nadie ingrese ni salga en ese tiempo. Además, el agente –se dispuso que sea del mismo sexo que la persona analizada– tomará el tiempo que tarda el atleta en hacer el procedimiento, para descartar toda irregularidad.

"Me sentí muy cómoda con todo el proceso. Es el momento perfecto para probar algo como esto y es genial, considerando las circunstancias en las que estamos", aseguró Ledecky, cinco veces campeona olímpica y dueña de 15 títulos mundiales, luego de realizar su primer evaluación en su departamento de California. La atleta de 23 años es una de las mejores nadadoras mundiales de los últimos tiempos. "Quiero que quienes compitan contra mí sepan que siempre estoy limpia, que estoy comprometida con esto, y espero que los demás lo estén también", añadió la estadounidense.

"Al principio dudaba un poco sobre la efectividad de este proceso. Pero después de hacer mi primer control, creo que pensaron en todos los huecos que podría haber en el procedimiento. Hay tantos factores que se necesita coordinar para entregar una muestra alterada, que uno tendría que ser un tramposo de primer nivel para lograrlo", analizó King, también nadadora, bicampeona olímpica en Río de Janeiro 2016 y siete veces campeona mundial.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.