Racing termina la temporada con confusión

En Florencio Varela, perdió por 2 a 1 contra Defensa y Justicia; no es el de meses atrás
Luis Botto
(0)
14 de mayo de 2016  

Ya no es el mismo Racing. El que goleaba, el que gustaba a pesar de que le convertían mucho. En general, anotaba uno o dos más que su adversario ocasional. La Academia era una creación ambiciosa, a cara lavada, de Facundo Sava. Una obra que solía quedar parada en la lucha cuerpo a cuerpo, golpe por golpe. Porque los futbolistas de ataque establecían la diferencia. Era un gusto ver al equipo, sobre todo, si se trataba de un espectador imparcial. Cualquier cosa podía ocurrir. Y, por lo general, ganaba Racing.

Con el tiempo, esa primera versión fue mutando... para peor. Porque buscó solidez y, en el camino, extravió el gol. Y sus defensas siempre fueron bajas. Espera el golpe con los brazos caídos, las manos cerca de la lona del cuadrilátero. Hoy, ahora mismo, es más factible propinarle un cachetazo de KO que temerle. Porque antes, meses atrás, el poder de fuego de Racing provocaba miedo. Esto es una sombra desfigurada de lo que supo ser.

Anoche, en otra muestra de su cambio de guardia, perdió contra Defensa y Justicia, un buen equipo, por 2 a 1. Cayó con la sensación de que lo mejor pasó hace tiempo. Porque Diego Milito, el ídolo, colgará los botines. Porque Gustavo Bou, el goleador, seguramente se alejará. Y porque Sebastián Saja está pensando en el después.

No se sabe a ciencia cierta qué equipo le quedará a Sava. Y con qué crédito comenzará la temporada que viene, luego de la exagerada ilusión que generó y este despiste existencial de los últimos días.

La eliminación contra Atlético Mineiro en los octavos de final por la Copa Libertadores fue un zarpazo. Cayó de pie contra un noble conjunto, es cierto, pero las críticas por la propuesta nueva, más conservadora, generaron inquietud en la intimidad. Defensa fue superior casi siempre: ganaba con tantos de Tomás Martínez (una joya de zurda) y un penal de Fabián Bordagaray. El golazo de Bou (un envío por encima del arquero) no cambió el concepto. Racing cierra la temporada con la confusión en la estantería.

Sin frescura ni cambio de ritmo

Detrás de Defensa

Racing jugó a la sombra de su rival. No tuvo frescura ni ideas.

Un penal no cobrado

En el final el juez Laverni omitió un penal para Racing: Cardona interpuso una mano en la trayectoria del balón.

Por: Luis Botto

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.