La pata federal que sostiene el resurgimiento del CASI, que venció a CUBA