Facundo Isa, el pibe que entró a lo grande ante Irlanda y que apostó por el rugby inspirado en los Pumas de 2007

A los 22 años, el tercera línea fue clave con su ingreso el domingo; la generación argentina que fue bronce en Francia lo volcó al deporte de la ovalada
(0)
20 de octubre de 2015  • 11:32

En 2007, Facundo Isa estaba por cumplir 15 años y se debatía entre jugar al rugby o al básquetbol. Pero hubo un hecho que marcaría su destino: el Mundial de Francia. Allí, un santiagueño como él empezaba a perfilarse como figura. "Lo que hizo ese equipo me tocó por dentro. Veíamos todos los partidos con mis amigos, y especialmente porque estaba Legui [por Leguizamón]. Pensábamos, si él llegó, ¿por qué nosotros no? En ese momento ni soñaba con jugar en los Pumas . Lo único que quería era jugar. Para mí, mis compañeros tenían más posibilidades que yo. Después fui progresando: primera del club, Pumitas, Jaguares, Pampas XV. Uno siempre quiere ir subiendo".

Tanto subió que, a los 22 años, Isa debutó en un Mundial (en el partido de primera rueda ante Georgia). Su ingreso el domingo ante Irlanda por los cuartos de final fue clave para que los Pumas recuperaran territorio y confianza cuando la victoria parcial era apenas por tres puntos (20-17).

A partir del ingreso de Isa a los 11 minutos del segundo tiempo, la Argentina mejoró en los tackles y en los rucks. Al término del partido, los compañeros y equipo técnico señalaron la importancia de los cambios y en particular la entrada de Isa.

"Es algo increíble. Más que soñado. Si lo volvemos a pensar, no se nos cruzaba por la cabeza que sea de esta manera. A pesar de haber llegado a cuartos, queríamos ir por todo", analiza Isa sobre el partido de cuartos. "Ahora hay que enfocarnos en Australia y apuntar hacia la final", afirma ambicioso el joven jugador de 22 años.

El forward santiagueño piensa que la Argentina está demostrando que tiene un plantel muy completo y un banco de suplentes de garantías. "Es un gran grupo, lo demostramos, lo demostró Hourcade con todos los cambios en los diferentes partidos. Cuando uno de nosotros entra y toca suplantar a otro no hay mucha diferencia. Los suplentes tratamos de que el que entra lo haga igual que el que salió. Tengo mucha fe en salir campeones, ¿por qué no soñarlo?", afirma.

A Isa le cambió la vida en los Pumas la victoria contra Francia (18-13) en noviembre de 2014 en el Stade de France. Tras un breve paso por Toulon, después de haber jugado en el club de su ciudad, Santiago del Estero Lawn Tennis, le costaba recuperar su puesto en los Pumas, pero tras ser uno de los destacados en aquel partido en Francia ya no dejó más la selección.

"No entraba en las listas de los Pumas al volver de Toulon. Cada vez estaba ahí, a un paso, pero no se me daba, así que, hasta que cuando me llegó esa oportunidad en noviembre por unas bajas, sabía la responsabilidad que llevaba eso y traté de aprovechar mi oportunidad y hacerlo lo mejor posible", señala Isa.

"Desde ese momento mi cabeza cambió, empecé a pensar en los que era 2015 y el Mundial y no salir más del grupo de los Pumas", añade el tercera línea. Isa piensa que los entrenadores de los Pumas no le veían maduro antes de esa oportunidad que le llegó en noviembre de 2014.

"Creo que lo que los entrenadores tratan de buscar que sea un chico más responsable fuera de la cancha. Creo que dentro supe mostrar que puedo ser un buen jugador y llevar la responsabilidad que significa eso. Después, en el juego, hay que seguir mejorando cosas individuales", explica.

"Tengo una personalidad muy dispersa, no es que sea poco responsable, ya que el estar aquí se tiene que ser sí o sí, pero debo ser más responsable en algunos puntos", señala.

Fuente: Alejo Miranda y agencia AFP

/av

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.