Greg Peters: “Hay que llevar al rugby argentino al próximo nivel”

Crédito: Prensa UAR
En la presentación de Los Jaguares, el neocelandés manager de la UAR habló de los desafíos que entraña el ingreso al Super Rugby
Alejo Miranda
(0)
16 de diciembre de 2015  • 23:13

Para transformar el rugby argentino, Greg Peters tomó el camino inverso: empezó por cambiar él mismo. Lejos de imponer fórmulas traídas de su Nueva Zelanda natal y su experiencia como CEO de la Sanzar , el nuevo manager de la Unión Argentina de Rugby eligió antes adaptarse a la idiosincrasia de su país adoptivo. "Respeto la cultura y la forma en que la UAR está organizando el rugby. Ha hecho una gran tarea", dijo. "El cuarto puesto en el Mundial refleja todo el trabajo duro que se viene haciendo desde 2007 con los planes de alto rendimiento y el desarrollo jugadores dentro de la Argentina. Ahora se ven los dividendos".

Ayer, en la presentación oficial de los Jaguares, el equipo argentino que desde 2016 participará del Super Rugby con los mejores equipos de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, dio la conferencia en un castellano incipiente, pero avanzado en proporción a los tres meses que lleva en el cargo. "Hay mucho trabajo por hacer", aceptó en diálogo con la nacion. "El Super Rugby es algo nuevo. Estoy aquí para ayudarlos a ponerlos en la mejor posición posible. No serían cuartos del mundo si no se hubieran hecho bien las cosas. Entonces, hay que construir a partir de allí y llevar al rugby argentino al próximo nivel."

-¿Cuál es el mayor desafío que enfrenta el rugby argentino al entrar al Super Rugby?

—Manejar la carga de trabajo y la disponibilidad de los jugadores a lo largo del año en la competencia más dura del mundo. Los cuatro mejores países del mundo juegan en el Super Rugby. Si manejamos bien eso, va a ser un desarrollo excitante y estamos ansiosos de jugar contra los mejores.

—¿Cuál es la parte más difícil de su trabajo?

—Manejar los ingresos comerciales es siempre la parte más difícil. En el largo plazo es lo que financia al rugby. El año pasado la RFU [la Unión de Rugby de Inglaterra] recaudó algo así como 200 millones de libras. Es una cifra muy alta con la que competir para cualquier unión: Francia, Italia, Nueva Zelanda… El costado comercial es el mayor desafío porque sin la plata no se puede financiar el desarrollo del juego.

—¿Cómo ve el desempeño de los Jaguares en el corto plazo?

—Tenemos un plantel muy competitivo. El desafío es manejar la carga de trabajo, manejar los viajes… todos los partidos de visitante son viajes de nueve horas. Ningún otro equipo está en esa posición. Si podemos hacer bien esa parte, y construimos bien el equipo con los nuevos jugadores jóvenes que tenemos, deberíamos ser muy competitivos.

—¿Se podrá mantener la competitividad sin los jugadores que no van a estar más?

—Es lo mismo para todos los seleccionados. Nueva Zelanda perdió a seis jugadores top. Es parte de la evolución. En el Mundial hemos visto emerger a jugadores que antes ni siquiera estaban en el plantel, como Santiago Cordero, por ejemplo.

—¿Se puede sostener la decisión de que los jugadores que actúan en Europa no jueguen en Pumas, cuando Sudáfrica o Australia no pudieron?

—Es un desafío, no hay dudas de eso. Y más teniendo una moneda débil. Nunca vamos a poder pagar lo que se paga en Europa. Siempre va a ser un desafío.

—¿Qué espectáculo verán los que vayan a la cancha?

—El Super Rugby es como la NBA del rugby. Vamos a recrear esa atmósfera, generando un clima diferente, una onda distinta que no se ha visto antes en el rugby argentino. El espectáculo irá más allá del partido en sí. Apuntamos atraer no sólo a los tradicionales fanáticos del rugby sino a todo el grupo familiar, a los chicos y a las mujeres. Siempre dentro de lo que nos permite un presupuesto acotado.

—Habiendo sido CEO de la Sanzar varios años ¿Qué lectura hace de la actualidad del Super Rugby?

—Tiene algunos desafíos. Es sabido que dos de los equipos nuevos están con algunos problemas [los Kings de Sudáfrica y el de Japón]. Pero si la Sanzar no siguiera buscando desarrollar la competencia se hubiera quedado en 12 equipos. Si podemos atraer nuevos mercados antes de que otros lo hagan, va a ser una ventaja. Ahora la Argentina es miembro pleno de la Sanzar, eso es una gran ventaja.

—¿Estados Unidos uno de los objetivos de expansión?

—Obviamente. Ahora Estados Unidos está estableciendo una liga profesional y el juego está creciendo. Además ahora va a entrar en un torneo Panamericano con Argentina XV. Es todo parte de un nuevo mercado con Brasil, Chile, Uruguay.

Seis claves de los Jaguares

La UAR oficializó detalles del equipo argentino que desde 2016 jugará en el Super Rugby

El nombre

El equipo se llamará Jaguares, tal el verdadero emblema en el escudo de los Pumas.

El plantel

Estará compuesto por jugadores argentinos contratados por la UAR (hoy hay 30). Se ficharán algunos más y con jugadores del medio local no contratados se alcanzará la cifra aproximada de 45. Aunque los jugadores del seleccionado surgirán de este plantel, los Jaguares serán un equipo independiente.

Los entrenadores

Raúl "Aspirina" Pérez será el head coach y tendrá como asistentes a Martín Gaitán, Felipe Contepomi y José Pellicena.

La condición de local

En 2016 serán locales en la cancha de Vélez. Los siete partidos en casa serán sábados alrededor de las 18.

Las entradas

La más cara será de $450. Ya se pueden adquirir membresías de entre $1500 y 5500.

Camiseta

Todavía no se dio a conocer, pero se rumorea que será naranja y roja.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.