Los Pumas cayeron 28-22 ante los Barbarians Franceses en el primer ensayo exigente

Crédito: UAR/ Rodrigo Vergara
El equipo argentino se prepara para el Mundial de Inglaterra; Benjamín Urdapilleta, que jugó para los europeos, fue el goleador del partido; el viernes vuelven a medirse en La Plata
Alejo Miranda
(0)
21 de junio de 2015  • 13:03

ROSARIO.-E n la última jugada estuvo la gran chance, con un line en las cinco yardas del rival. Pero el envío no fue efectivo y la oportunidad ganar se esfumó. No hubiera sido justo. La jugada sintetizó lo que fue la actuación de los Pumas : un compendio de acciones inconexas, falta de coordinación y desconcentración. Para rescatar, apenas un puñado de minutos en los que se consiguió darle soltura al juego de ataque y se anotaron tres tries. Un desempeño que no alcanza a encender una alarma, pero sí permite empezar a sacar conclusiones más certeras sobre la conformación de las listas de cara al Rugby Championship , el Mundial y el Super Rugby , los tres grandes desafíos que se avecinan; los dos primeros en breve, y el restante, ya en 2016.

El seleccionado argentino, que trístemente vistió de azul en el Día de la Bandera y nada menos que en el lugar donde se creó, no logró contagiar a los 3000 espectadores que llegaron a Old Resian con otra ilusión y vivieron el partido fríamente. Si la última jugada hubiera resultado exitosa, en poco habría cambiado el análisis que deja la derrota por 28-22 ante los Barbarians franceses . Porque en esta etapa no se persiguen resultados sino rendimientos, y poco quedó por rescatar en ambos sentidos.

Éste partido y la revancha del viernes próximo sirven para terminar de definir la lista de 36 jugadores para el Rugby Championship, de donde saldrán los 31 que irán a Inglaterra 2015. Y los entrenadores empiezan a afilar el lápiz. Javier Ortega Desio estuvo muy dinámico y ganó los duelos tanto con la pelota en las manos como a la hora de tacklear. Tomás Lezana rompió tackles cuatro veces que la tocó, aunque salvo en una de ellas, terminó rifando la posesión en el intento de dar el pase en el contacto. En la que acertó, Lucas Noguera Paz acabó marcando el segundo try. La lucha en la sobrepoblada tercera línea aparece muy cerrada, y en ese sentido Benjamín Macome, casi sin rodaje en la temporada, pareció ceder terreno.

Fue el mejor momento de la Argentina. Entre el final del primer tiempo y el inicio del segundo el equipo consiguió ganar la línea de ventaja, mover la pelota, desordenar al rival y marcar los tres tries. Fue un espejismo. Nunca más podría tener el control del partido (los 23 penales cometidos tuvieron mucho que ver con eso), algo clave ante un equipo con buenas individualidades, pero con nulo rodaje colectivo.

Dos de esos tries tuvieron la participación decisiva de Tomás Cubelli , cuya pelea es por estar en el equipo titular. El primero fue marca registrada suya, ganando con potencia y habilidad a la salida de un ruck a metros del in-goal, y en el segundo le dio una gran asistencia con el pie a Santiago Cordero.

Otro punto saliente, sin descollar, fue el debutante Juan Pablo Socino . La solidez en el tackle fue lo mejor que expuso, pero además mostró atrevimiento y jugó bien con el pie, tanto de aire como en los envíos a los palos (3 de 4). Enfrente, Benjamín Urdapilleta tuvo la oportunidad de mostrarse que no le dio Hourcade y que hasta le reclamó públicamente. Empezó nervioso, pero se fue afianzando y terminó siendo el verdugo de los Pumas al acertar tres penales en los últimos 17 minutos, que terminaron sentenciando el partido.

En la segunda línea, Guido Petti alternó buenas intervenciones con penales innecesarios, y la primera quedó en deuda en el scrum. La falta de profundidad en el puesto de hooker es toda una preocupación.

Todavía restan sumarse unos 15 jugadores que actúan en el exterior, por lo que proyectar este rendimiento de cara al Mundial sería apresurado y no concluyente. Pero la gran mayoría de estos jugadores serán parte del equipo que hará el ingreso en el Super Rugby a principios de 2016. Puede parecer lejano, pero con el Mundial en el medio no habrá muchas más oportunidades de trabajar en conjunto. Aun con cinco meses de entrenamientos y partidos sobre las espaldas, hay mucho por hacer. Se esperaba más. En La Plata ante el mismo rival, habrá otra oportunidad de ver hasta qué punto es posible creer. El crédito sigue abierto.

gl/ph/fc

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.