Marcelo Bosch declara para evitar una suspensión de hasta dos semanas

Crédito: Anibal Greco
El centro de Los Pumas se expone a una sanción máxima de 14 días por un tackle peligroso; también podría ser absuelto; Mariano Galarza había recibido nueve semanas
Alejo Miranda
(0)
12 de octubre de 2015  • 23:12

CARDIFF.- No jugó contra Tonga y fue al banco ante Namibia. Entró con toda la furia y ahora le puede costar caro. En su primera intervención, Marcelo Bosch tackleó al apertura rival Theuns Kotze con tal vehemencia que lo levantó y lo hizo caer de cabeza al suelo. La acción le valió la amarilla y diez minutos fuera de la cancha, pero eso fue lo de menos. Ayer, el centro argentino fue citado a declarar, por lo que podría ser suspendido de oficio y perderse el partido de cuartos de final ante Irlanda.

Bosch, habitual titular, fue convocado a declarar por el comisionado de citing inglés Peter Later, por una supuesta infracción de la ley 10.4(e), que corresponde a "tackle peligroso". Hará su descargo en la tarde de hoy, en Londres, ante el oficial independiente francés Jean-Noel Couraud.

En el peor de los casos, Bosch será suspendido por dos semanas, aunque también es posible que sea absuelto y que se dé por suficiente la tarjeta amarilla que recibió del árbitro francés Pascal Gaüzère, que debió recurrir a la asistencia del TMO para determinar el grado de la infracción. En estos casos, el que ya haya sido juzgado en la cancha no cuenta.

También fue citado el irlandés Sean O'Brien, una de las figuras de su equipo, aunque su caso es más grave: en las imágenes televisivas se advierte claramente cómo le aplica un golpe de puño en las costillas al francés Pascal Papé, quien quedó tendido varios minutos. Además, fueron citados los escoceses Ross Ford (tackle peligroso) y Jonny Gray (tackle con elevación).

Bosch es el segundo argentino que recibe una citación de oficio. Luego del partido con Nueva Zelanda, Mariano Galarza fue suspendido por nueve semanas luego de que el citing detectó que hizo contacto con el ojo de un rival (Brodie Retallick).

El centro de Saracens había ingresado a los diez minutos del segundo tiempo por Juan Martín Hernández y, en la primera acción, tackleó de frente a Kotze, quien quedó patas para arriba y cayó de cabeza al suelo, denominado en la jerga rugbística como tackle ascensor, pero con el atenuante de que lo sostuvo en la caída evitando un impacto mayor, tal como indica el reglamento.

Hasta aquí se han producido cinco citaciones por tackles peligrosos. Dos de ellas terminaron en una suspensión mayor: el rumano Valentin Ursache recibió una sanción de una semana y el tongano Tevita Mailau, de dos semanas. A Agustín Ormaechea se le mantuvo la sanción original (roja por doble amonestación, la primera por esta infracción). En cambio, el escocés Tommy Seymour y el galés Bradley Davies sólo recibieron una advertencia (equivalente a una tarjeta amarilla).

En total, de las 22 citaciones ocurridas hasta aquí, once terminaron en suspensiones de, al menos, una semana. Manasa Saulo, pilar de Fiji, con diez semanas por embestir a Luke Charteris (Gales), y Mariano Galarza recibieron las sanciones más abultadas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.