Mundial de rugby. El punto de partida hacia el futuro de los Pumas y el recambio, en la última estación en Japón

Los Pumas van por una despedida digna
Los Pumas van por una despedida digna Fuente: AFP - Crédito: Odd Andersen
Alejo Miranda
(0)
8 de octubre de 2019  • 10:00

TOKIO.- Trenes que van sin tocar el piso y llegan a los 500km/h, robots que toman el pedido en los restaurantes, inodoros electrónicos. Si hay un lugar para empezar a hablar del futuro es Japón. Tras la derrota ante Inglaterra, Mario Ledesma avisó que el próximo Mundial empezaba con este partido. Hay múltiples factores que así lo confirman.

Los Pumas se enfrentan a Estados Unidos mañana a las 13.45 hora local (1.45 de la madrugada argentina) en Kumagaya, un partido que entraña mucho más que la mera obligación de completar el fixture del Grupo C del Mundial de Japón 2019. La clasificación directa a Francia 2023 está en juego y varios jugadores jóvenes tienen la chance de jugar su primer partido mundialista y sumar experiencia.

La necesidad de terminar con una buena imagen tampoco es menor, aunque refiere antes al pasado que al futuro. La eliminación temprana es por mucho lo más doloroso del paso de la Argentina por estas tierras, pero un análisis profundo no puede obviar las formas. Y tanto como el resultado de un partido debe contemplarse el bajísimo nivel de juego del seleccionado, sobre todo en dos aspectos que fueron la marca registrada de este equipo: el tackle y la voracidad de los backs. Ambas fueron deficitarias en los tres partidos previos.

Pero la recuperación de estos dos factores tiene que ver también con el futuro. Estados Unidos es un equipo inferior, pero no uno al que se pueda superar sin esfuerzo. Los Pumas deberán recuperar algo de ese ADN que parece haberse esfumado si no quieren tener complicaciones ante un equipo que por momentos le dio un fuerte dolor de cabeza a Francia.

El triunfo es imperante para evitar jugar la clasificación para el próximo Mundial, al que pasan directamente los primeros tres de cada grupo. Algo que los jugadores parecen no tener muy presente, a juzgar al menos por sus declaraciones. Quizás para no ponerse una presión extra e innecesaria, ya que de todas formas una eliminatoria ante Uruguay y/o Canadá resultaría accesible, además de que Estados Unidos debería también vencer a Tonga el domingo.

En definitiva, en donde más se anticipa lo que vendrá es en la formación que dispuso Ledesma, con seis debutantes mundialistas entre los 23 y nueve cambios en el equipo titular respecto al partido anterior.

La presencia de jugadores jóvenes como Santiago Carreras, Juan Cruz Mallía, Bautista Delguy, Santiago Medrano, Mayco Vivas y Marcos Kremer, todos menores de 23 años, anticipa un recambio para la próxima etapa. Sostenidos por experimentados que todavía tienen muchos años para dar en los Pumas como Tomás Cubelli, Guido Petti Pagadizábal o Jerónimo de la Fuente, por nombrar algunos.

"Seguramente sean partes del proceso de lo que viene, junto con chicos que hoy están en un M18 y un M20. En los próximos dos o tres años vamos a ver muchos de esos chicos integrando seleccionados nacionales", justificó Ledesma. "Para esos chicos toda esta experiencia les deja una enseñanza muy importante, como en 2003 se la llevaron algunos jóvenes que daban sus primeros pasos como Rodrigo Roncero, Juan Martín Hernández o Pato Albacete y les sirvió para 2007".

Y el condimento especial de la presencia de Juan Manuel Leguizamón, que recibe la merecida oportunidad de festejar su cuarto Mundial dentro de la cancha. Es uno de los seis Pumas que alcanza esa cifra junto con Agustín Pichot, Mario Ledesma, Felipe Contepomi, Pedro Sporleder y Martín Scelzo, y quedará solo como el quinto con más presencias mundialistas, con 15, detrás de Ledesma (18), Contepomi, Juan Martín Fernández Lobbe (17) y Scelzo (16).

Con el dolor por la eliminación todavía en el alma, los Pumas se despiden en la cancha. El futuro ya empezó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.