Nacional de Clubes: Hindú y Jockey Club de Rosario juegan la final

Hindú y Jockey Club Rosario, protagonistas de un duelo muy esperado
Hindú y Jockey Club Rosario, protagonistas de un duelo muy esperado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar y Marcelo Manera
Agustín Monguillot
(0)
16 de noviembre de 2019  • 17:15

Dice Santiago Fernández que se acuerda "bastante". De "la hinchada, los llantos, la decepción de perder una final". Tenía 11 años cuando el 22 de noviembre de 1997, Hindú cayó por 24 a 14 en el estadio de Biei. Mariano Pigatto no se acuerda mucho, salvo de esa corrida eterna de Fernando "Darda" Del Castillo que le dio el título a su querido Jockey de Rosario, el primero para un club del interior en el Nacional de Clubes, el torneo más importante del país a nivel de clubes

La final se repite 22 años después. Hindú, que se convirtió en el mejor equipo del rugby argentino, busca el pentacampeonato ante el mismo rival que lo puso de rodillas, un club con gran tradición pero que, desde entonces, no volvió a dar la vuelta en esta competencia. Será este sábado, desde las 16.40, en Don Torcuato (televisa ESPN 3).

Esa decepción fue apenas un tropiezo en el camino que Hindú desandó hasta convertirse en el mejor equipo argentino del país. Desde 1996 a la fecha, festejó 19 títulos entre torneos URBA y UAR. El Nacional de Clubes parece hecho a su medida porque es un torneo corto donde prevalecen los partidos de eliminación directa, sin dudas su hábitat natural. Fernández lo admite: "Creo que siempre le dimos la importancia que se merece. A fin de año pasa que en los clubes (los jugadores) están cansados. La responsabilidad de representar a la primera no se compara con nada".

Fernández acumula siete trofeos entre sus dos etapas Hindú, pero la curiosidad es que nunca experimentó lo que es gritar campeón en... Don Torcuato. "No me había puesto a pensarlo. Jugar una final es especial, pero no quiero pensar en esas cosas. Hay que aislarse porque no deja de ser un partido de rugby", avisa.

Van dos años sin consagraciones a nivel URBA para Hindú. Sería una obviedad si se tratara de clubes terrenales, pero se vuelve anormal cuando el destinatario es el club de Don Torcuato, que acostumbró a propios y extraños a verlo en lo más alto ininterrumpidamente. Mantener su hegemonía en el Nacional bien podría ser una revancha. "Para nada. Son momentos del año diferentes. Nos divierte el Nacional, nos sienta bien y es una experiencia linda viajar y jugar lejos", responde. Hindú llegó invicto a la definición, con triunfos ante Tucumán Lawn Tennis, Jockey de Córdoba, Marista (en primera fase y semifinales) y GER.

Algo parecido podría vivir Jockey, que fue subcampeón en el Torneo del Litoral y se despidió rápido del Torneo del Interior. Tuvo un mes para preparar el Nacional y alcanzó su pico de rendimiento: victorias ante CUBA y Regatas y un empate con Belgrano para ganar su zona; dio el batacazo en cuartos ante SIC, campeón del Top 12 de la URBA, y se quedó con el clásico rosarino frente a Duendes, en semis.

"Hubo un clic. Tuvimos las seis mejores semanas del año", admite Pigatto, que destaca el trabajo del tucumano Bernardo Urdaneta, exhead coach de los Pumitas y Argentina XV que se sumó a Jockey la temporada pasada: "Es un gran entrenador, pero mejor persona. Nos hizo entender que el rugby es lo más simple y, al mismo tiempo, es lo más difícil. Nos cambió mucho el pensamiento".

Lo interesante es que su éxito contrasta con los tiempos del rugby de estos tiempos. Mientras los clubes abren sus puertas para los jugadores de afuera (los clubes de Buenos Aires son los mejores casos), Jockey mantiene una vieja costumbre: para jugar hay que ser socio pleno, es decir, que no cualquiera puede jugar porque no es fácil entrar. Lo que podría verse como una desventaja desde afuera, para Pigatto es una ventaja: "Tenemos una conexión porque nos conocemos desde chiquitos. Prácticamente, el club es nuestra casa".

Jockey es un club con una enorme tradición en el rugby argentino. Tanto, que aportó jugadores para los Pumas a lo largo de toda su historia. En febrero tuvo el regreso de Nicolás Vergallo, el medio scrum argentino en el Mundial de 2011 que volvió después de una larga trayectoria como profesional en Francia. Se reencontrará con Santi Fernández, con el que compartieron plantel en los Pumas. "Es un amigo con el que compartimos muchos momentos. Nuestras mujeres son muy amigas", cuenta Fernández.

Hay promesa de partidazo en Don Torcuato. Los dos practican un rugby ambicioso cuando tienen la pelota, son vehementes en los puntos de contacto y les gusta salir arriba en defensa. "Estoy segurisimo de que va a pasar por el lado de los forwards", prevé Pigatto. Su negocio pasará por hacerle lenta la liberación de la pelota a Hindú. "Es un equipo muy combativo", avisa Fernández.

Después de algunos años alejado Jockey quiere subirse por segunda vez a lo más alto del torneo de la Unión Argentina de Rugby. "Sería la gloria, lo más lindo que nos podría pasar", admite Pigatto. Para Hindú, será una oportunidad más para seguir agigantando su leyenda. "Nos preparamos todo el año para esto. Es un privilegio", dice Fernández. Podrán cambiar muchas cosas a 22 años de aquella final, pero la ambición es la misma.

Las formaciones

Hindú: Martín Cancelliere; Agustín Fuson, Belisario Agulla, Severiano Escobio y Francisco Matheu; Santiago Fernandez y Lucas Camacho; Nicolás Amaya, Lautaro Bávaro y Tomas Resnick; Augusto Bávaro y Gonzalo Delguy; Mariano Viano, Agustín Capurro y Juan Martínez Sosa.

Entrenadores: Francsico Fernández Miranda y Juan Ignacio Gauthier.

Jockey Club Rosario: Patricio Baronio; Guido Pedregos, Matías Ferrario, Facundo Ferrario y Manuel De Marco; Manuel Albertengo y Nicolás Vergallo; Sebastián Binner, Emiliano Ferrari y Máximo Oliveros; Marcos Lorenzini y Facundo Saranich; Alfredo Gálvez, Mariano Pigatto y Agustín Orsi.

Entrenadores: Juan Ignacio Castro y Bernardo Urdaneta.

Cancha: Hindú Club.

Árbtiro: Federico Anselmi.

Hora: 16,40

TV: ESPN 3 e ESPN Play.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.