Maratón de Chicago: historias de Windy City, dos generaciones de mujeres

Deena, en la línea de largada de Chicago junto a las mejores
Deena, en la línea de largada de Chicago junto a las mejores Crédito: Gentileza Steff BCH para Triamax
La última edición del Maratón de Chicago fue testigo de una nueva proeza de Deena Kastor, que a los 42 años, promete seguir entregando capítulos de gloria al atletismo de máximo nivel; detrás, una camada de mujeres hambrientas de emularla; el caso de Alexi Pappas, la joven atleta de Oregon
Jorge Blanco
(0)
18 de noviembre de 2015  • 13:52

Deena Kastor dobló en Columbus Drive con el puño apretado, un par de liebres y su sonrisa característica. La imagen podría haber sido de 2005, cuando ganó el maratón más rápido de Estados Unidos, pero no. Trescientos metros más tarde, Kastor (42) quebraría el récord femenino master, tal vez el único palmarés que le quedaba por conquistar. Su crono final en Chicago fue de 2h27m47s, rebajando por más de un minuto la plusmarca anterior que hasta ese momento estaba en manos de Colleen De Reuck’s. Además, fue séptima en una carrera atípica por el clima templado y llena de figuras, en la rama femenina encabezadas por Florence Kiplagat, la WR en media maratón . Kiplagat ganó la carrera, por supuesto, pero gran parte de los flashes fueron para Deena, que con 42 años puso en suspenso su retiro del atletismo de máximo nivel. Al ser consultada minutos después, esquivó la pregunta sobre su futuro mirando a los trials de Los Angeles en febrero próximo, que servirán para definir quiénes serán el equipo estadounidense en Río 2016. Allí debería competir frente a sus compatriotas Shalane Flanagan y Desiree Linden , dos de las mejores maratonistas del mundo (junto a Sara Moreira) exceptuando al grupo de etíopes y keniatas. Flanagan, que viene de correr en la prueba de 10.000 metros del Campeonato Mundial de Pekín, donde fue cuarta, es quien más fuerte corrió un maratón después de, claro, Deena Kastor . Sus 2h21m14s de Berlín 2014, apenas contrastan con los 2h19m36s de Deena en Londres, en 2006. La presunción de que las dos mujeres más rápidas de la historia de aquel país podrían enfrentarse en el caluroso y duro circuito del sur californiano, es sencillamente fantástica. Shalane, que decidió no correr maratón en la segunda mitad del año (corrió en Boston, en abril) pensando en la cita pre-olímpica, es apenas una de las protagonistas de la generación posterior a atletas como Deena Kastor . En Chicago, el 11 de octubre, coincidieron varias de sus mejores intérpretes.

Deena, tras arribar a la meta
Deena, tras arribar a la meta Crédito: Gentileza Steff BCH para Triamax

Alexi Pappas cumplirá 26 años el 28 de marzo de 2016, una semana después del Campeonato Mundial Indoor en Portland, Oregon, donde buscará ser protagonista. Sus mejores marcas son 4m18s08/100 en 1500m, 9m12s38/100 en 3000m y 32m02s22/100 en 10.000 metros. Si bien aún no definió en qué pruebas participará, su tremenda marca en los diez mil metros, sumado a su incipiente experiencia en fondos más largos, eleva la conjetura de que lo hará en las pruebas más largas de ese campeonato. Pappas, que además es actriz, escritora incipiente y estudiante de cine, coincidió con Deena Kastor en el maratón de Chicago. Allí, el 11 de octubre, se recibió de pacer precisamente de Deena y las atletas africanas. Si bien su inserción en pruebas de larga distancia es más reciente, la californiana sueña con correr algún día el maratón, prueba en la que fue liebre por segundo año consecutivo y en Chicago. Este año tuvo un plus, y fue llevar a Deena Kastor. "Fue como la Navidad", dijo Alexis sobre la posibilidad de correr junto a Deena la primera mitad de Chicago Marathon. Las historias cruzadas entre Pappas y Kastor se remontan más allá de la ciudad del viento. Tres semanas después de Chicago, Alexis ganó la versión "rápida" del maratón de Chicago, los 5km previos al maratón. Aunque Alexis nació en Alameda y entrena bajo el Oregon Track Elite (uno de los equipos de atletismo de la ciudad junto al Bowerman TC y el OPJT), reparte sus sesiones entre Portland y California. Mammoth Lake es el hogar de Deena, que pasa sus días entre la crianza de su hijo Pipper y el entrenamiento. Allí la medallista de bronce en Atenas 2004, no sólo se inspira en las majestuosas sierras californianas, sino que también conduce el Asics Mammoth Track Elite junto a su esposo y coach Andrew. Deena Kastor, record nacional en 10,000m y maratón, era el sueño de la joven Alexis. En septiembre de 2015, Alexi cumplió su sueño y viajó a Mammoth Lake a entrenar a la par de Deena Kastor, "su modelo en el deporte y la vida". La historia, que comenzó con formas de largas sesiones de fondo, tuvo su epílogo en Chicago con el récord master de Deena Kastor.

Sara Hall recuperó 16 minutos desde su debut en maratón y anticipó que participará de los trials para Río 2016
Sara Hall recuperó 16 minutos desde su debut en maratón y anticipó que participará de los trials para Río 2016 Crédito: Gentileza Steff BCH para Triamax

La edición 2015 de Chicago Marathon se convirtió en un polo competitivo para el fondo femenino de Estados Unidos. Si bien la historia de Chicago fue Kastor y su plusmarca a los 42 años, hubo otras atletas que marcaron el buen presente del fondo en Estados Unidos. Sara Hall recuperó 16 minutos desde su debut en maratón, en febrero en Los Angeles (Ryan abandonó la prueba) con una marca de 2h31m14s y anticipó que también participará de los trials para Río 2016. Si bien su especialidad, al igual que gran parte de las maratonistas, es la pista, Hall planea bajar aún más su PB en la prueba madre del atletismo. Sarah Crouch y Tera Moody, otras de las americanas en Chicago, corrieron en gran forma y al igual que sus colegas, también miran al horizonte de Los Angeles. Mientras que Crouch fue 12° con 2h32m52s, Moody empleó 2h39m32s para completar los 42 kilómetros.

El cruce de generaciones podría completarse con figuras ya consagradas Molly Huddle y Emily Infeld, o con los presentes promosorios de Mary Cain (aunque el 2015 no fue su mejor año), Emma Coburn, Shanon Rowbury y cuántas más. No es casualidad. El deporte universitario, junto con programas de asistencia a corto y mediano plazo para el atletismo americano, potencian a Estados Unidos en el escenario del atletismo mundial, tanto en las pruebas de medio fondo, obstáculos y también en maratón. Como si fuera poco, generaciones que triunfaron ayer, hoy vuelven a reclamar lo que es suyo: quedó demostrado en Chicago con Deena Kastor. Anécdota: Tuve la fortuna de ser parte de una carrera que quedará en la historia del maratón gracias a la mujer que nunca se oxida y que, a los 42 años, volvió para dar pelea. Sus mejores alumnas, con el ejemplo de Alexi Pappas a la cabeza, están listas para seguir aprendiendo.

Crédito: Gentileza Steff BCH para Triamax

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.