San Lorenzo, un triunfo en medio del caos