Segura se reúne con Echegaray para ordenar las cuentas

A. Casar González
(0)
29 de junio de 2015  

Antes de viajar a Chile para ver la semifinal de la Copa América, la agenda de Luis Segura, el presidente de la AFA, marca un encuentro con Ricardo Echegaray, máxima autoridad de la AFIP. La reunión, pedida por el dirigente futbolístico, será hoy por la mañana, con un temario que incluye el avance del plan de facilidades de pago para los clubes sellado en 2014 y la irregular situación de los cuatro árbitros denunciados por el ente recaudador la semana pasada, entre los que está Pablo Lunati. Ese número incluso podría crecer. El cónclave será la primera actividad oficial de Segura luego de que el viernes pasado la jueza María Servini de Cubría resolviera instalar tres veedores en la AFA para auditar los miles de millones de pesos del Fútbol Para Todos.

"Es difícil cuantificar la deuda total que los clubes tienen con el fisco", destacan allegados a Segura. "Depende de cada institución. Igual, en 2014 se acogieron a una moratoria general para pagar sus deudas a diez años", agregan los informantes.

En las últimas reuniones de comité ejecutivo que presidió, Julio Grondona expresó su disconformidad con el atraso que varias entidades tenían en relación con la moratoria. "Al final yo negocio para que paguen mucho menos, pero ustedes no pagan ni eso", les dijo, palabras más, palabras menos, el entonces presidente de la AFA. A modo de referencia, el último balance de River, cerrado el 30 de junio del año pasado, registra una deuda total (corriente y no corriente) con el fisco de $ 25.463.499. De esa cifra, $ 14.499.248 están incluidos en la moratoria.

El último número concreto sobre los atrasos de los clubes con el ente recaudador data de comienzos de 2012. Un informe de Página

12 cifró el rojo en alrededor de $295 millones. La AFA, como institución, le debía al fisco $ 47.756.468. El ejercicio cerrado el 30 de junio último, sin embargo, no incluye ningún atraso de la entidad rectora del fútbol argentino con la AFIP. Ahora, los únicos que deben son los clubes.

Además, Segura y Echegaray abordarán la situación de tres referís principales y un asistente a los que el recaudador pidió que no dirigieran más debido a que su ritmo de vida "no se condice con los ingresos que declaran". Como ahora todos los árbitros están en relación de dependencia con la AFA, el futuro es incierto. "La AFIP no puede suspenderlos", contaron dirigentes de fútbol.

Hoy, además, Segura sabrá de primera mano si a Echegaray le interesa o no el sillón que durante más de 35 años ocupó Julio Humberto Grondona, al tiempo que preguntará sobre el significado y alcance de la foto pública que el funcionario y Michel Platini, presidente de la UEFA, difunideron hace un par de semanas.

Nuevas escuchas en las que aparece Grondona con eje en negocios y árbitros

El canal América divulgó ayer dos nuevas escuchas de Julio Grondona. Una da cuenta de la voluntad del ex presidente de la AFA de cobrarles a las empresas de videojuegos Konami, de Japón, y EA, de los EE.UU., un millonario canon en dólares por los derechos de imagen de los futbolistas. En otra, Grondona recibe la queja de Carlos Salvador Bilardo, ex director general de selecciones, por el arbitraje de un venezolano, designado para dirigir Argentina-Colombia, partido disputado en el estadio Monumental, por las Eliminatorias para Brasil 2014. "Somos unos pelotudos para el sorteo, para esto, para las cosas que van a ir para a hablar con los árbitros, con los líneas", dice Bilardo en la conversación, realizada el 7 de junio de 2013.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.