Tano Goya, el hijo pródigo del golf que volvió a la Argentina para relanzar su carrera

Pega Goya en la cancha de Pilará, donde busca volver a los primeros planos
Pega Goya en la cancha de Pilará, donde busca volver a los primeros planos Crédito: Villarpress
Alejo Miranda
(0)
16 de noviembre de 2018  • 23:59

Sería erróneo considerarlo un retroceso. En realidad, es un nuevo comienzo desde otra perspectiva, aunque con el mismo objetivo. Después de vivir 10 años en Europa, Estanislao Goya volvió a radicarse en la Argentina para relanzar su carrera. Los primeros pasos auguran que la decisión fue acertada. Tras la segunda vuelta en la cancha de Pilará, se ubica en la tercera colocación del 113° VISA Open de Argentina y es uno de los protagonistas de cara al fin de semana.

"Sentí que se había cumplido una etapa", dijo Tano a LA NACION. "Necesitaba estar con mi familia, con mi gente querida, con mi cultura. Aprendí muchísimo en Europa, pero sentí que ya era momento de volver. Y la verdad es que me siento muy bien. Por eso creo que fue una buena decisión para mí".

Goya surgió a fines de la década pasada como un gran proyecto del golf argentino. Ganó dos títulos del Challenge Tour europeo a los 19 y al año siguiente, tan sólo en su sexta participación en el circuito mayor del Viejo Continente, alcanzó su primera victoria, en Madeira (Portugal). Sin embargo, no consiguió crecer a partir de allí, perdió el status y solamente volvió a ganar el año pasado en el Challenge de Suecia.

"Tuve muchos altibajos", aceptó. "Tuve un despegue rápido, pero creo que estar solo uno toma decisiones que a veces no son las mejores y se notó un poco en mi performance, sobre todo después de dos o tres años. Fue una etapa de mucho aprendizaje que me va a servir para mi futuro como golfista", contó el ganador del Abierto del Centro en 2008, cuando hizo vibrar e ilusionar al club de Villa Allende con rostro lampiño y rozagante.

Tras vivir en Madrid, Marbella y Londres, donde estuvo casado con la golfista inglesa Henni Zuël hasta que se divorció este año, decidió regresar a su Alta Gracia natal. Y estas dos semanas de competencia en la Argentina lo acompaña su padre Charly como caddie. "Al principio fue un poco de adaptación. Volver a vivir a mi casa, estar bastante con mi familia", contó. "Los dos primeros meses no competí, fue más que nada acomodarme y prepararme. Y los últimos dos meses si bien estuve viajando bastante, la verdad es que me sentí muy cómodo".

Su presente en el Abierto de la República, al que regresó luego de cuatro años, se acopla a las buenas actuaciones en las semanas previas en el PGA Tour Latinoamérica. Fue segundo en Chile, sexto en Perú y la semana pasada peleó hasta el domingo en Chapelco, aunque se cayó en la última vuelta.

Tano Goya fue campeón en el Tour Europeo a los 20 años; "Volver a la Argentina fue una buena decisión", dijo
Tano Goya fue campeón en el Tour Europeo a los 20 años; "Volver a la Argentina fue una buena decisión", dijo Crédito: Villarpress

"Estuvimos haciendo un muy buen trabajo con Rubén Llanes, mi profesor, en los últimos tres meses desde que volví a Argentina", explica. "Seguimos haciendo un buen trabajo, con buenas cosas. Ayuda mucho la confianza, pero creo que el trabajo que hicimos fue muy importante para llegar bien a estos torneos y se vio en los resultados".

Este viernes, por segundo día consecutivo completó una vuelta de 68 que incluyó un espectacular águila en el corto par 4 del hoyo 10, embocando desde 120 yardas. "No sabía bien lo que quería hacer porque el viento estaba un poco en contra y un poco rotando. Estaba entre un pitch y un 9. Con mi papá trabajamos un poco ahí, nos dimos cuenta de que el viento estaba más bien cruzado, entonces pegué un buen pitch. Pensé que podía ser larga, pero agarró un poco de sidespin y se metió". Así, es el mejor argentino junto con Ricardo González, otro veterano del Tour Europeo, con quien compartió la vuelta. Están a tres golpes del puntero, el mexicano Isidro Benítez.

Con solo 30 años, todavía tiene mucho por delante. La etapa europea quedó atrás, pero su objetivo sigue siendo el PGA Tour. "Mi idea es quedarme a jugar el PGA Tour Latinoamérica y apuntar a llegar desde acá", afirma el jugador que aparece 37º en la Orden de Mérito, con cuatro torneos jugados en el año en este circuito y una ganancia parcial de 22.396 dólares.

Pero antes de pensar en eso, tiene la gran chance de inscribir su nombre entre las glorias del golf argentino en este Abierto. "Tengo que seguir haciendo lo mismo, tratando de jugar golpe por golpe. Venimos haciendo una buena estrategia con mi padre. Es cuestión de seguir con la confianza, seguir pensando en mi juego y no pensar tanto en el resultado, sino más en lo que tengo que hacer".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.