Calleri, tras la denuncia de Trungelliti: cuál es la estrategia de la AAT para combatir a "la mafia" de las apuestas

Calleri junto a Gaudio y Zabaleta, en la conferencia de prensa de este domingo.
Calleri junto a Gaudio y Zabaleta, en la conferencia de prensa de este domingo. Crédito: Prensa AAT
Sebastián Torok
(0)
17 de febrero de 2019  • 14:34

La decisión de Marco Trungelliti de confesar, en LA NACION, la denuncia que realizó ante la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) luego de recibir, en 2015, un ofrecimiento para ingresar en una red de arreglos de partidos que terminó, después de una larga investigación, con tres argentinos sancionados (Nicolás Kicker, Federico Coria y Patricio Heras), fue tema de conversación durante toda la semana en el ATP de Buenos Aires . También durante la presentación oficial de Gastón Gaudio como capitán del equipo nacional de Copa Davis. Agustín Calleri , presidente de la Asociación Argentina de Tenis , se comunicó con Trungelliti hace unos días: "Lo que hablé con él específicamente no lo puedo contar. Sí que hablamos, que le brindé nuestro apoyo, que lo que él hizo es lo correcto: denunciar cuando alguien te quiere tentar para arreglar un partido. Hay que terminar con el flagelo de las apuestas".

Calleri, presidente de la AAT desde mayo de 2018, recordó que a las pocas semanas de asumida la nueva conducción surgió la sanción a Nicolás Kicker (el 19 de junio; una suspensión por tres años y una multa de US$ 25.000 al ser declarado culpable por arreglar un partido en el Challenger en Padua, Italia, en junio de 2015, y otro en el de Barranquilla, en septiembre de ese mismo año). "No bien empezó nuestra gestión pasó lo de Kicker en Roland Garros, ya ahí empezamos a tener diálogo con la TIU –dijo Calleri–. Mariano (Zabaleta; vicepresidente de la Asociación) tuvo una reunión en Buenos Aires con representantes de la TIU para empezar a trabajar en un protocolo y erradicar el flagelo de las apuestas y empezar a capacitar a los juniors que están próximos a incursionar en el profesionalismo y a los entrenadores. Hay que capacitar y enseñarles que todo lo que viene del mundo de las apuestas son contras. Hay que explicarles qué pasa cuando uno se mete en ese mundo, que es una mafia. Tenemos que empezar a trabajar para evitar todo ese tipo de cosas y que los chicos sean conscientes de qué puede pasar si se meten en eso".

El 14 de junio de 2018 Coria fue suspendido por dos meses y multado con 5000 dólares por no haber reportado que le ofrecieron arreglar partidos en el Future de Sassuolo, en 2015. Si bien el informe indicó que no aceptó el soborno, según la TIU, "infringió el reglamento anticorrupción" al no denunciarlo. Mientras que el 3 de septiembre, Heras fue castigado con una suspensión de tres años y una multa de 25.000 dólares por haber cometido "delitos", entre ellos arreglar un partido en el Challenger de Barranquilla, en 2015. Kicker, asimismo, está colaborando con la TIU y en los próximos meses le reducirían la sanción (el jugador de Merlo podría volver a competir desde enero de 2020).

Zabaleta aseveró que la TIU cuenta con una base de datos de los distintos "personajes" que pululan por los torneos (generalmente, los de menor categoría) pasando información hacia el exterior y apostando, beneficiándose del delay o la demora de unos diez segundos entre lo que sucede en vivo y lo que se emite por Internet, en imágenes (Live Streaming) y en resultados (Live Score). Para ellos podría haber derecho de admisión en los torneos que se jueguen en la Argentina. "Ahora, con la gente de la TIU, vamos a empezar a trabajar. Ellos proponen que los pibes denuncien cuando reciben esas ofertas de arreglos, pero a ninguno le debe gustar estar en esa situación y menos a un pibe de 20 años. Entonces, lo que están haciendo es metiendo a árbitros y a directores de torneos para que los pibes les puedan informar a ellos y luego sean estas personas las que denuncien y no queden tan expuestos los chicos e involucrados en la investigación. Por menos responsabilidad que tengan, es imposible jugar o tener una vida normal en medio de una investigación", comentó Zabaleta.

Según el extenista tandilense, el árbitro Damián Steiner (director del Departamento Nacional de Arbitraje de la AAT), está colaborando con la TIU desde hace tiempo. "Cuando alguno cae en algún caso, como Trungelliti que no fue suspendido pero que emocionalmente está pasando por un momento crítico, como Asociación tenemos que estar apoyándolos. Sea Kicker, Fede Coria, Trungelliti... Algunos dirán que no tenemos que ayudarlos a los que cometieron un delito. Pero nosotros lo haremos con todos", expresó el dirigente.

Zabaleta comentó que, "a veces es fácil criticar, pero cuando tenés 20 años no es fácil manejar situaciones y tentaciones". Allí es donde la AAT debe reaccionar y encaminar a los jugadores expuestos a equivocaciones. "Hay que educarlos para que puedan reaccionar –afirmó Zabaleta–. Como Asociación tenemos que estar mucho más presente y matarnos para que en la parte económica los chicos estén más cubiertos y no estén tan desprotegidos".

La confesión de Trungelliti sirvió como disparador y generó cimbronazos. Sin dudas, el tema seguirá sumando capítulos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.