Esquiva Copa Davis: la gran deuda en la carrera de David Nalbandian

Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis
Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis Fuente: Archivo
Fue su gran obsesión como jugador, pero nunca pudo ganarla; sus números en el torneo son sorprendentes: tres finales, seis semifinales, 39 triunfos y sólo 11 derrotas
(0)
1 de octubre de 2013  • 15:23

Casi como un presagio, David Nalbandian jugó su último partido como profesional en los cuartos de final de la Copa Davis . Fue en el triunfo en dobles ante Francia, cuando junto a Horacio Zeballos se impusieron ante la poderosa dupla Benneteau-Llodra. En el torneo que más anhelo, sin saberlo, mostró sus últimos destellos en el tenis profesional. El torneo que más deseó, sin quererlo, se quedó sólo en eso: un deseo.

Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis
Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis Fuente: Archivo

Tras el anuncio oficial de su retiro, Nalbandian dejó atrás el sueño de alzar la ensaladera. Nunca bajó los brazos y siempre dio la cara por el país, pero se debió conformar con tres finales perdidas: ante Rusia, en 2006, y España, en 2008 y 2011. Además, también lideró al equipo a jugar seis semifinales: 2002, 2003, 2005, 2010, 2012 y 2013.

Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis
Nalbandian y su cuenta pendiente: la Davis Fuente: Archivo

Pero pese a no poder conseguir el gran objetivo, el Rey David se convirtió, al igual que Guillermo Vilas, en un jugador copero por excelencia y sus números así lo demuestran. En total, jugó 50 partidos, donde cosechó 39 victorias (23 en singles y 16 en dobles) y sólo 11 derrotas (6 y 5).

Nalbandian dijo adiós. La esquiva Copa Davis también lo va a extrañar.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.